Fuerza Aérea China
© Impresión artística del bombardero chino H-20

www.fuerzasmilitares.org (27DIC2016).- China se encuentra desarrollando el bombardero estratégico H-20, que va camino de convertirse en un avión furtivo de nueva generación.

Actualmente la aviación china opera bombarderos H-6, que se basan en el Tu-16 de la época soviética, con un alcance limitado. Por ello China está interesada en un avión nuevo con mayores capacidades, que pueda igualar al B-2 Spirit de la United States Air Force (USAF).

El primer B-2 "Spirit" fue presentado por Northrop Grumman en 1989, esta empresa se encuentra ahora desarrollando un bombardero de largo alcance de nueva generación al que se denomina B-21 Rider.

Algunos críticos aseguran que China continúa lo que ha sido su estrategia por décadas: la copia descarada de armas y equipos de otras naciones. Gracias a las filtraciones de material sensible de inteligencia realizada por Snowden en 2015, se conoce que China robó las fichas técnicas del caza F-35 estadounidense.

Por otro lado, la agencia de noticias china Xinhua asegura que el nuevo bombardero H-20 aprovecha las tecnologías desarrolladas para el caza furtivo chino J-20, que es análogo del Lockheed F-22 estadounidense, y del Sukhoi PAK FA ruso.

En cualquier caso, China no deja de sorprender con sus cada vez más sofisticados medios militares. El H-20 se sumará a los activos estratégicos con que cuenta el gigante asiático para garantizar su defensa y ser un actor cada vez más activo en la geopolítica global.

 

(Douglas Hernández, Medellín)