Kirguizistán autorizó a la OTAN el tránsito terrestre de abastecimientos militares para las tropas aliadas desplegadas en Afganistán, informó este miércoles el Ministerio de Exteriores del país centroasiático, una antigua república de la Unión Soviética.

Según explicó la cancillería kirguís en un comunicado, el respectivo acuerdo fue firmado entre ambos países durante la cumbre que la Alianza Atlántica celebró recientemente en Chicago.

El acuerdo suscrito permite a la OTAN el transporte terrestre, por carretera o ferrocarril y a través del territorio kirguís, de mercancías destinadas a las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán.

Durante la ceremonia de firma, el secretario general adjunto de la Alianza, Alexander Vershbow, agradeció a Bishkek su apoyo y destacó que el acuerdo supone “un hito histórico y una contribución importante de Kirguizistán a la estabilización de la situación en Afganistán”.

El ministro kirguís de Exteriores, Ruslán Kazakbáev, quien suscribió el documento en nombre del Gobierno de su país, manifestó a su vez que Bishkek “colabora, y lo continuará haciendo, con la comunidad internacional y organizaciones regionales e internacionales, incluida la OTAN, en el esfuerzo por garantizar la seguridad, la paz y la estabilidad, así como el desarrollo social y económico de Afganistán”.

El aeropuerto internacional de Manás, en la capital kirguís, alberga una base aérea de Estados Unidos, denominada actualmente Centro de Tránsito de Mercancías, que es un punto clave en el traslado de equipos y efectivos militares aliados a Afganistán.

Según datos oficiales, EEUU mantiene en Manás unos 1.500 soldados y empleados civiles que deberán ser retirados antes del otoño de 2014, momento en que expira el correspondiente acuerdo bilateral.

RIA Novosti