El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, aseguró hoy que el Consejo de Seguridad de la ONU no dará el mandato para una intervención externa en Siria. "Puedo garantizar que el Consejo de Seguridad no dará el mandato para la intervención externa", dijo Lavrov ante periodistas. 

El Occidente urge al Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar unas medidas rígidas contra el Gobierno de Siria, donde unas 12.000 personas murieron desde marzo de 2011 por enfrentamientos armados entre las fuerzas leales al presidente sirio Bashar Asad y la oposición.

Sin embargo, hasta ahora el Consejo de Seguridad no ha logrado consenso debido a que, en particular, Rusia y China se oponen a cualesquiera resoluciones que puedan allanar el camino para una intervención militar extranjera en el país árabe y llevar a la repetición del “guión libio”.

Este jueves, durante las discusiones de la situación en Siria, agravada por la reciente matanza de civiles en Hama, en el Consejo de Seguridad se llamó a endurecer la postura de la ONU con respecto al país árabe y adoptar unas medidas adicionales al plan de arreglo propuesto por el enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, señaló por su parte que Rusia llama a celebrar con urgencia una conferencia internacional sobre el arreglo en Siria para evitar la escalada del conflicto.

RIA Novosti