La longitud de la Gran Muralla china es casi 2,5 veces mayor de lo que se pensaba, puesto que mide 21.196 kilómetros y no los 8.850 calculados hasta ahora, según afirma un nuevo estudio de investigadores chinos.

Iniciado en 2007 por la Autoridad Nacional de Patrimonio Cultural, el estudio abarcó casi 44.000 tramos de la Muralla que fueron construidos en distintos períodos de la historia china y de los que en algunos casos sólo quedan los cimientos.

Como resultado, las mediciones arrojaron 21.916,18 kilómetros de construcciones, frente a los 8.850 obtenidos en el estudio anterior, en el que sólo se midieron los tramos levantados durante la dinastía Ming (1368 - 1644).

El estudio también reveló que sólo un 8,2% de esos tramos conservan su aspecto original, mientras un 74% sufrió importantes daños a lo largo de los siglos pasados.

La Gran Muralla china es uno de los principales emblemas del país asiático. Su origen se remonta al periodo de los Reinos Combatientes, entre los siglos V y III antes de Cristo. Pese a la creencia extendida, nunca fue una única edificación defensiva, sino de que se fue erigiendo en distintas partes del imperio, durante diferentes dinastías y con diversos fines.

En 1987 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

RIA Novosti