El portavoz del Ministerio de Exteriores de Siria dijo hoy lunes que su país reaccionó de una manera defensiva y soberana ante la entrada del avión de combate turco en su espacio aéreo el pasado viernes, hecho que Siria considera una invasión de su soberanía.

Durante una conferencia de prensa celebrada este lunes para ofrecer detalles sobre el incidente con el avión turco, el portavoz del ministerio de Exteriores de Siria, Jihad Makdissi, negó las declaraciones de los funcionarios turcos que aseguraron que el avión fue abatido mientras se encontraba en el espacio aéreo internacional, asegurando que éste fue abatido por ametralladoras en tierra, y no por misiles.

Makdissi dijo que las ametralladoras tienen un alcance máximo de 2,5 kilómetros, lo que hace imposible que puedan alcanzar un avión que se encuentre en el espacio aéreo internacional.

El avión de combate turco fue abatido el viernes cerca de la ciudad costera de Latakia, en el norte del país. Mientras que Siria insiste en que el tiroteo se efectuó de acuerdo a las leyes tenidas en cuenta en situaciones similares, Turquía aseguró que su avión fue atacado mientras se encontraba en el espacio aéreo internacional, y no sobre las aguas territoriales de Siria.

"Nuestro avión violó brevemente el espacio aéreo sirio, pero no cuando fue abatido", dijo el ministro de Exteriores turco, Davutoglu, añadiendo que Siria no emitió una advertencia antes de abrir fuego.

Por su parte, Makdissi dijo que el avión fue avistado por ciudadanos de Latakia a simple vista, añadiendo que se aplicaron las normas adecuadas y que el avión fue confrontado según los protocolos pertinentes.

Los restos del avión fueron encontrados en las aguas territoriales sirias, y fue entregado a las autoridades turcas, explicó el portavoz sirio, añadiendo que en la cola del avión se pueden apreciar las marcas de balas de las ametralladoras.

Makdissi dijo que Siria aprecia sus relaciones bilaterales con Turquía, anotando que las dos partes han protagonizado tensiones políticas, pero que su país no tiene "intenciones hostiles contra Turquía".

El portavoz sirio afirmó que su país permitió a los helicópteros turcos que se adentraran en sus aguas territoriales para buscar los restos del avión, con ayuda de barcos sirios, aunque especificó que por el momento no se ha localizado a los dos pilotos que se encontraban a bordo del avión en el momento del incidente.

Xinhua