Las unidades del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán realizaron este miércoles, en el marco de las maniobras Gran Profeta 7, las pruebas de misiles antibuque supersónicos Khalij Fars, informó la agencia noticiosa FARS.

La fuente no comunicó si los misiles destruyeron los blancos designados.

Según la cadena iraní Al-Alam, los misiles Khalij Fars (“Golfo Pérsico”) incorporados al arsenal de Irán en 2011, están en capacidad de derribar los blancos a una velocidad tres veces superior a la del sonido, portan ojivas de 650 kilogramos y tienen un alcance de 300 kilómetros.

Este miércoles se realiza la última jornada de las maniobras terrestres Gran Profeta 7. La celebración del ejercicio coincidió con la introducción del embargo petrolero de la Unión Europea contra Irán y el inicio de consultas de expertos la República Islámica y el “sexteto” de grandes potencias mundiales acerca del programa nuclear iraní.

Las autoridades de Irán declararon en repetidas ocasiones que las maniobras tienen un carácter exclusivamente defensivo y no amenazan la paz y la seguridad regional.

RIA Novosti