El Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón citó hoy al embajador ruso Evgueni Afanasiev para expresarle el descontento de Tokio por la visita del primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, al archipiélago de las Kuriles, informaron en la Cancillería nipona.

Esta información también fue confirmada por fuentes diplomáticas rusas que difundieron la respuesta de Afanasiev a las críticas de Japón.

“El embajador destacó la legitimidad incondicional de los viajes de dirigentes rusos por el país, al tiempo de reiterar la firme disposición de Rusia de desarrollar los lazos con Japón”, dijeron en la Misión diplomática rusa.

Horas antes, el jefe del Gobierno ruso realizó una visita sorpresa a la isla de Kunashir, archipiélago de las Kuriles.

En noviembre de 2010, Medvédev ya viajó a las islas disputadas con Japón en calidad de presidente de Rusia. Fue la primera visita de un jefe de Estado ruso al archipiélago.

Tokio reclama las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai alegando el Tratado bilateral sobre comercio y fronteras de 1855. Tras el fin de la II Guerra Mundial en 1945 esas islas fueron traspasadas a la URSS en virtud de acuerdos internacionales.

En calidad de sucesora legal de la URSS, Rusia confirmó su soberanía sobre las islas de acuerdo al respectivo marco jurídico, legítimo para Moscú desde todos los puntos de vista.

Japón, a su vez, insiste en que las islas son "territorios del norte japoneses" y condiciona la firma del tratado de paz con Rusia, pendiente desde el fin de la II Guerra Mundial, a la recuperación de las cuatro islas.

RIA Novosti