Cambio ClimáticoLas “olas de calor” se registraban hace medio siglo solamente en el 1% de la superficie terrestre, pero hoy día afectan un 10%, afirman científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA, en un artículo que será publicado en la revista Proceedings of the National Academy of  Sciences.

Al tomar por base las temperaturas de verano registradas de 1951 a 1980 y cotejarlas con las actuales, los expertos vieron que se produjo un sustancial aumento de las anomalías relacionadas con el calor.

“Un verano frío se registraba en un 30% de los casos según criterios de la climatología del período 1951 – 1980, y actualmente, sólo en un 10%. Mientras que los períodos de calor aumentaron del 33% al 75%”, señalan los autores del estudio.

Además, surgió una nueva anomalía importante, las llamadas “olas de calor”, períodos en que la temperatura media excede mucho la norma climática. De 1951  1980 tales fenómenos se daban en menos de 1% de la superficie terrestre, y hoy día, en un 10%.

Los meteorólogos suelen negar la vinculación existente entre el calor anómalo y el calentamiento global. Explican el verano árido de 2010 en Rusia por  un anticiclón bloqueante, y el calor en Texas en 2011, por el impacto del fenómeno La Niña que se produce en el Pacífico.

Pero los científicos del Instituto Goddard señalan que los anticiclones bloqueantes y La Niña existieron siempre, mientras que el aumento de las áreas de calor extremo empezó a registrarse sólo junto con el calentamiento global.

El calor excesivo puede provocar tanto sequías como abundantes lluvias e inundaciones. En los inviernos de poco frío se multiplican mucho las plagas que destruyen los bosques, advierten los expertos e instan a tomar medidas urgentes para limitar los escapes del gas carbónico a la atmósfera.

RIA Novosti