AntártidaUn equipo internacional de científicos ha realizado la primera reconstrucción completa de una historia climática de 15.000 años, elaborada a partir de un núcleo de hielo recogido en la isla James Ross, en la región de la península Antártica. Gracias a este trabajo, los científicos han determinado que una nueva historia del clima puede ayudar a explicar el calentamiento reciente de la península de la Antártida.

Así, los investigadores han revelado que el rápido calentamiento de esta región en los últimos 100 años no tiene precedentes, y se ha sumado a un calentamiento global natural, más lento, que comenzó hace 600 años. Estos siglos de calentamiento continuo muestran que, cuando comenzó el inusual calentamiento, las capas de hielo de la península Antártica ya habían comenzado a desprenderse.

La península antártica es uno de los lugares de más rápido calentamiento de la Tierra - la temperatura media de las estaciones meteorológicas, cerca de la isla James Ross, han aumentado en cerca de 2 grados Celsius en los últimos 50 años.

El autor principal del estudio, publicado en 'Nature', Robert Mulvaney, ha afirmado que "este es un resultado muy interesante" ya que "una de las preguntas clave que los científicos están tratando de responder es qué parte del calentamiento observado recientemente en la Tierra es debido a la variación natural del clima, y qué parte se puede atribuir a la actividad humana desde la revolución industrial". "La única manera en que se puede averiguar esto es recurriendo a la historia climática pasada", ha apuntado.

El equipo ha llevado a cabo una expedición científica para recoger una muestra de hielo de la isla James Ross, en la punta más septentrional de la península. En el interior de las capas de hielo de la isla, de 364 metros de largo, se encuentran capas de nieve caída durante los últimos 50.000 años. Los científicos utilizaron un análisis químico sofisticado, para crear un registro de temperatura en este período.

Posteriormente, se analizaron en detalle los últimos 15.000 años, desde el momento en que la Tierra salió de la última edad de hielo, y entró en el período de calentamiento actual. Según el registro del hielo, la temperatura de la península antártica aumentó en, aproximadamente, 6 grados centñigrados cuando terminó la última edad de hielo.

Hace 11.000 años, la temperatura aumentó 1,3 grados más, y algunas investigaciones han indicado que la capa de hielo de la península Antártica experimentó una reducción. El clima se enfrió, posteriormente, en dos etapas, hasta alcanzar un mínimo hace unos 600 años, cuando las plataformas de hielo en la península antártica se expandieron durante este enfriamiento.

"Hace 600 años la temperatura local comenzó a calentarse de nuevo, seguida de un rápido calentamiento en los últimos 50-100 años, lo cual coincide con la actual desintegración de las plataformas de hielo y el retroceso glaciar", ha indicado el autor.

El coautor del trabajo, Nerilie Abram, ha señalado que "los siglos de calentamiento en curso han hecho que el hielo marginal en el norte de la península hayan colapsado en las últimas dos décadas". "Si este rápido calentamiento que se ve ahora continúa, se puede esperar que el hielo al sur de la Península, que se ha mantenido estable durante miles de años, también se vuelva vulnerable".

Esta investigación ha hecho una contribución significativa a la comprensión del papel que las capas de hielo de la Antártida juegan en el clima del futuro, y en el aumento del nivel del mar.

europapress.es