FacebookLa Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), que vela por la protección de datos de los consumidores en Francia, ha dado su respaldo a la red social Facebook en la polémica sobre la publicación de mensajes supuestamente privados. El organismo acepta la explicación de la compañía sobre el cambio en las reglas de privacidad que desembocó en la difusión de mensajes del pasado que se escribieron en la confianza de que eran confidenciales, pero le da un tirón de orejas por la falta de claridad de esas normas.

El escándalo se desató a finales de septiembre en la prensa francesa, después de que varios redactores comprobaran que algunos comentarios hechos en su perfil con carácter restringido entre 2007 y 2009 habían quedado expuestos en su muro como parte del nuevo diseño de la página. EL PAÍS dio la noticia tras comprobar el mismo fenómeno en varios perfiles.

La investigación realizada por el CNIL concluye que los mensajes en cuestión fueron exclusivamente comunicaciones "wall-to-wall", es decir, de un muro a otro de los respectivos afectados, y no escritos enviados a través de la "mensajería privada" de la página.

El organismo explica que el funcionamiento de Facebook antes de 2010 no era comparable al actual y estaba diseñado de manera que la visibilidad de los mensajes "wall-to-wall" era mucho más reducida que en la actualidad, por lo que los usuarios los percibían como privados.

El CNIL concluye, además, que si el usuario no estuvo atento cuando Facebook modificó los parámetros de confidencialidad de los datos entre 2009 y 2010, los contenidos anteriormente privados o accesibles solamente entre amigos quedaban a la vista de todo el mundo.

Al mismo tiempo, el CNIL le pide a Facebook más transparencia en el uso de datos personales y en la aplicación de herramientas que ayuden a los usuarios a tener el control.Esa institución reconoce no obstante que el carácter privado del contenido de algunos de los intercambios que hicieron saltar las alarmas es "indiscutible", en el sentido de que los usuarios tenían la sensación de enviar mensajes privados cuando se estaban escribiendo de un muro a otro.

Precisamente esta misma tarde, el servicio creado por Mark Zuckerberg ha renovado su zona de ayuda a los usuarios. Se divide en seis temas principales: privacidad, novedades, avisar de un problema, más información sobre la biografía (el polémico cambio que generó la alarma), recursos de seguridad y descubre aplicaciones y juegos.

elpais.com