Agriarctos BeatrixEl panda gigante actual habita solo en China, por lo que resulta difícil imaginar que su familia tenga unas raíces mucho menos exóticas. De lo más cercanas, en realidad. Unos restos hallados en Barcelona y Zaragoza sitúan el origen del linaje de este impresionante animal en España hace entre 11 y 12 millones de años. El estudio, llevado a cabo por investigadores del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), el Museo Nacional de Ciencias Naturales y la Universidad Complutense de Madrid, aparece publicado esta semana en la revista PLOS ONE.

Hasta hace poco, los restos fósiles del Mioceno superior chino, hace entre 7 y 8 millones de años, eran los restos más antiguos de los Ailuropodinae, el grupo que incluye a los pandas actuales y las formas extintas conocidas de los panda gigantes. En los últimos años se han publicado trabajos presentando restos fósiles más antiguos de este grupo hallados en Europa, pero el registro era pobre y no permitía sacar demasiadas conclusiones.

Ahora, los investigadores, encabezados por Juan Abella, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, describen un nuevo género de úrsido español, el Kretzoiarctos, el más antiguo de panda gigante, del que habría evolucionado el actual animal que devora bambú en algunas cordilleras del centro de China. Los nuevos restos fueron encontrados en el Abocador de Can Mata (els Hostalets de Pierola, Barcelona), que complementan los hallados en el yacimiento de Nombrevilla 2 (Daroca, Zaragoza).

Los restos encontrados en Zaragoza habían sido asociados inicialmente al género Agriarctos, y habían permitido crear una nueva especie,Agriarctos Beatrix, similar a otros restos del Mioceno superior encontrados en Hatvan, Hungría. Entre estos restos, sin embargo, no había dentición inferior, lo que dificultaba la comparación con la especie tipo del género, Agriactos gaali. Pero una nueva mandíbula de la misma especie, encontrada ahora en el Abocador de Can Mata, ha permitido comparar los restos españoles con los húngaros y ha mostrado que las diferencias son suficientemente significativas como para describir un nuevo género extinto de panda gigante.

Con los restos encontrados hasta ahora, el linaje del panda gigante tendría sus orígenes en la Península Ibérica, extendiéndose durante el Mioceno medio por Eurasia. Durante el Plio-Pleistoceno la distribución de este grupo se habría reducido solo a China y el sudeste asiático. Según los métodos genéticos, los ailuropodins se habrían separado de las otras subfamilias de osos actuales durante el Mioceno inferior, hace unos 20 millones de años.

abc.es