Estados Unidos y Rusia inspeccionarán conjuntamente instalaciones extranjeras en la Antártida para asegurarse de que los compromisos medioambientales y de otra índole del Tratado de la Antártida de 1959 se cumplen, informó el sábado el departamento de Estado norteamericano.

Un equipo rusoestadounidense viajará a la Antártida entre el 23 y el 28 de enero para supervisar estaciones extranjeras, instalaciones y equipamiento, dijo el organismo.

"El equipo rusoestadounidense revisará el cumplimiento de todas las partes de sus obligaciones, incluyendo las relativas a limitar el impacto ambiental, asegurarse de que la Antártida se utiliza sólo con fines pacíficos y que las partes honran la prohibición de medidas de naturaleza militar", sostuvo.

Esta sería la primera inspección conjunta de ambos países para revisar el cumplimiento del tratado de 1959 y su protocolo de medioambiente. La última inspección de Estados Unidos fue en 2006.

Actualmente 49 países son signatarios del tratado, que establece a la Antártida como una reserva científica donde está prohibida la actividad militar.

Firmado en 1991, el protocolo medioambiental incluye evaluaciones de impacto ambiental y gestión de residuos, y designa áreas protegidas con el fin de salvaguardar el medio ambiente marino de la región así como su flora y fauna.

informador.com.mx