Escándalo por espionajewww.fuerzasmilitares.org (13NOV2013).- Durante la novena audiencia celebrada ayer en el PE sobre el espionaje masivo de la NSA, gerentes de Google, Microsoft y Facebook afirmaron que no le facilitaron a la NSA ni a ningún otro gobierno del mundo acceso directo a los datos de sus clientes, según informó el Parlamento en un comunicado.

La participación de las tres empresas copó el centro del escenario en la audiencia de ayer, en la que también participó el titular de la Comisión de Delincuencia, Terrorismo, Seguridad Nacional e Investigaciones del Congreso de los Estados Unidos, Jim Sensenbrenner. Por su parte, Yahoo y Amazon rechazaron la invitación y no asistieron.

Las cinco compañías -junto a al menos otras cuatro, según publicó The Guardian en base a documentos revelados por el ex técnico de inteligencia estadounidense Edward Snowden- están sospechadas de haber brindado a la NSA una "puerta trasera" a sus servidores, con la que la agencia habría tenido acceso directo a datos de los usuarios.

"El Gobierno de Estados Unidos no ha tenido acceso a los servidores deGoogle, ni directamente ni a través de una puerta trasera", afirmó el director de Relaciones Públicas y Gubernamentales, Nicklas Lundblad.

En la misma línea, la vicepresidenta de Microsoft responsable de Asuntos Legales y Corporativos para Europa, Oriente Próximo y África, Dorothee Belz, negó la existencia de la llamada "puerta trasera". "No hay puerta de atrás. Punto final", sostuvo ante los eurodiputados.

"Si los gobiernos utilizan estas vulnerabilidades esto es algo de perspectiva política que no puedo responder", agregó la ejecutiva, cuya compañía está acusada incluso de haber ayudado a la NSA a vulnerar su propia encriptación.

Por su parte, el director de Política Pública para Europa, Oriente Próximo y África de Facebook, Richard Allan, explicó que su empresa está sujeta a "múltiples responsabilidades" legales con respecto a Estados Unidos e Irlanda (donde la compañía tiene su sede europea), así como con los países que emiten solicitudes sobre datos de usuarios.

"Pasamos mucho tiempo haciendo equilibrios para no violar ninguna ley", resaltó.

En tanto, el congresista Sensenbrenner admitió que los abusos de la NSA se llevaron a cabo fuera de la autoridad del Congreso estadounidense. "Espero que hayamos aprendido la lección y que la supervisión será mucho más fuerte", dijo.

telam.com.ar