Angry Birdswww.fuerzasmilitares.org (12FEB2014).- La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) del Reino Unido podrían interceptar datos a través de aplicaciones móviles, en particular del videojuego Angry Birds.

Según las informaciones de The GuardianThe New York Times y ProPublica, que citan los documentos filtrados por Edward Snowden, los servicios secretos podrían aprovechar las “aplicaciones con fugas”, entre ellas, además de Angry Birds, Google Maps, Facebook, Twitter, LinkedIn y Flickr.

De esta manera se pueden recopilar dos tipos de información: datos técnicos (modelo e identificador del smartphone) y datos personales (sexo, edad y ubicación del usuario, su estado civil y, en ciertos casos, orientación sexual y lista de amigos).

Los documentos filtrados por Snowden, de años 2007-2012, indican asimismo que los datos se recopilan independientemente del sistema operativo que usa el teléfono, ya sea Android o iOS.

Las aplicaciones envían esta información a las redes móviles de publicidad que utilizan los datos personales del usuario para ofrecerle anuncios relevantes.

Los archivos de Snowden solo señalan, sin embargo, que la NSA y el GHCQ tienen la posibilidad de acceder a los datos de aplicaciones móviles pero no precisan si la han aprovechado y en qué medida.

Mientras, Saara Bergstrom, portavoz de Rovio, desarrollador de Angry Birds, declaró aThe New York Times que la empresa no tiene ninguna información sobre los programas de espionaje y negó rotundamente que Rovio esté vinculado con servicios secretos británicos o estadounidenses.

Anteriormente, The Guardian informó que la NSA y GHCQ espiaban a los jugadores de World of Warcraft y usuarios de consolas Xbox e interceptaban sus conversaciones en chats.

RIA Novosti