Durante su presencia en la Antártida ha navegado una distancia equivalente a una vuelta al mundo y ha cruzando doce veces el Mar de Hoces, el más tempestuoso del mundo.

El buque de investigación oceanográfica BIO ‘Las Palmas’ ha zarpado de la localidad argentina de Ushuaia por última vez en su XV Campaña Antártica, tras cerrar las dos bases antárticas españolas (BAE), ‘Gabriel de Castilla’, y ‘Juan Carlos I’. El ‘Las Palmas’ ha desembarcado a los miembros de las bases en Ushuaia, para comenzar desde allí su regreso a España, recalando en su tránsito en Buenos Aires (Argentina) y Natal (Brasil). 

Está previsto que llegue a Cartagena (Murcia), su puerto base, a mediados de abril, tras algo más de seis meses fuera de casa, donde dará por concluida la XV Campaña Antártica. Atrás queda el 22 de noviembre, cuando las bases se abrieron con la ayuda y el apoyo proporcionado por el buque. Ha recalado en 21 bases de 13 nacionalidades distintas. 

BIO Las Palmas de bandera española

Durante su presencia en la Antártida, el BIO ‘Las Palmas’ ha navegado una distancia equivalente a una vuelta al mundo y ha cruzando doce veces el Mar de Hoces (también llamado Paso del Drake), el más tempestuoso del mundo. Ha realizado 168 movimientos de científicos españoles, portugueses, japoneses, argentinos, alemanes, búlgaros, mongoles, italianos y estadounidenses. Ha transportado 77 toneladas de material para las bases antárticas, 38 toneladas de víveres y ha retirado 14 toneladas de residuos del continente antártico. Además, ha suministrado 93.500 litros de combustible a las bases y realizado un total de 402 barqueos. 

Durante la Campaña, ha dado apoyo directo a cuatro proyectos científicos: - Proyecto FOSTER, encargado de medir la temperatura del agua en el interior de Isla Decepción. El buque se encargó de largar líneas de sensores térmicos con un total de 43 operaciones de largado y recogida de líneas con 20 sensores por línea. Un total de 27.950 metros de maniobra. - Proyecto ACTIQUIM, de “actividad ecológica de productos naturales marinos del fondo marino antártico, ecología química in situ, potencial farmacológico y alteraciones acusadas por la actividad humana”.

El ‘Las Palmas’ ha apoyado a los buceadores que han realizado 19 inmersiones tanto dentro como fuera de Isla Decepción. - Proyecto MIDAH, de “monitorización de impactos derivados de las expediciones turísticas y científicas”, encargado de observar el impacto medioambiental del turismo y de la comunidad científica en la Antártida. - Proyecto GEOTINANT, de investigaciones geodésicas y geotérmicas, análisis de series temporales e innovación vulcanológica en las Islas Shetland del sur y en la península antártica.

xornalgalicia.es