¿Se borra o no se borra?www.fuerzasmilitares.org (04SEP2014).- Arrastrar un documento a ls papelera o hacer clic en la “x” no garantiza la eliminación de la foto comprometedora o el comentario que habría preferido no hacer.

"Espero que te mueras antes del almuerzo". Con ese deseo terminó un acalorado intercambio de comentarios de los amigos de un usuario en Facebook. Si el autor se hubiera arrepntido de haber hecho ese comentario, ppodría haberlo borrarlo simplemente… ¿O acaso no? ¿En verdad se puede confiar en la "x" o en llevar los documentos al ícono de papelera?

La desaparición de comentarios, fotos, videos, información personal o cualquier otra cosa que haya circulado a través de dispositivos electrónicos o en el ciberespacio depende de la plataforma por la que haya pasado. Dependiendo de dónde se encuentre ese material, su desaparición será parcial o cuasi-definitiva.

En el caso de redes sociales como Twitter, Instagram y Facebook, las fotos que se hayan compartido o los comentarios que se hayan hecho pueden ser eliminados por sus autores, de manera que otros usuarios dejan de verlos. Pero las imágenes y las oraciones permanecen en los servidores de las empresas.

"Ellos aseguran que pasado cierto tiempo, las borran, pero no hay manera de saber si ciertamente lo hacen. Lo que queda es seguir las instrucciones de los términos y condiciones de uso de cada red para eliminar información… y cruzar los dedos a ver si pasa", le dice a BBC Mundo Pablo Tejeira, director de Sophos Iberia, una empresa de seguridad informática con presencia en varios países.

Mejores perspectivas

En el caso de celulares de última generación, computadoras fijas o portátiles, las perspectivas son más prometedoras porque, en gran medida, dependen del propio usuario.

Al arrastrar un documento de Word a la papelera o presionar el botón derecho del ratón en busca de la opción delete, lo que se desee borrar, desaparecerá. Pero siempre quedarán rastros que permiten recuperar lo que se quiso eliminar utilizando programas especializados que se consiguen fácilmente en el mercado.

Pero hay opciones. "Cuando se formatea un disco duro es muy difícil asegurar que 100% de la información se borró, pero es muy difícil lograr recuperarla", afirma Tejeira.

En lo que respecta a teléfonos inteligentes, la alternativa es "reiniciar" el móvil y utilizar la función que permite que el aparato vuelva al estado en el que salió de la caja cuando se compró. Este recurso es útil y seguro para proteger lo que se almacena el teléfono, ya que en muchos casos, se realizan copias de seguridad sin que el usuario lo sepa.

Es el caso de Whatsapp, según explica Tejeira, que almacena las fotos que se comparten en el servicio de mensajería instantánea automáticamente, pese a que el usuario las haya borrado expresamente.
La nube nebulosa
El control de lo que se almacena en el ciberespacio con servicios como Google Drive, Dropbox, iCloud y similares es más complicado.

Por un lado, operan de manera similar a las redes sociales en el sentido de que el usuario tiene que confiar en que, efectivamente, el proveedor borre los datos cuando dice que tiene que hacerlo. También tiene que confiar en que los mecanismos de seguridad que ofrece la empresa son efectivos.

El uso de varias capas de seguridad es una de las herramientas más útiles en la protección de información. "La nube tiene mecanismos de cifrado, pero es importante que el usuario también tenga un herramienta para encriptar lo que almacena, de manera que si un ciberdelincuente accede a la nube, no puede robar los datos del usuario", afirma Tejeira.

El especialista también ofrece otras recomendaciones:

Instalar un antivirus tanto en las computadoras como en el celular.

Aceptar las actualizaciones de seguridad emitidas por los fabricantes de programas informáticos como Microsoft o Adobe.

Usar contraseñas seguras que tengan como mínimo seis caracteres algorítmicos. La recomendación es evitar el uso de palabras que aparezcan en diccionarios, porque esto aumenta la posibilidades de que un hacker las descubra porque hay programas diseñados para detectar todas las palabras que incluyen diccionarios en distintos idiomas.

semana.com