No regale sus datos.www.fuerzasmilitares.org (21SEP2014).- Si hiciéramos una rápida encuesta de cuántas personas leen y revisan los permisos que cada aplicación solicita antes de ser descargada e instalada en nuestro celular o tableta, con seguridad un altísimo porcentaje preguntaría: “¿existe eso de los permisos?”.

Muy pocos usuarios, pendientes de su privacidad, reparan en los contratos de acuerdo de programas gratuitos y servicios en línea sobre el destino que tendrán de sus datos personales.

Precisamente la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que hace parte de la Red Global de Vigilancia de la Privacidad (Global Privacy Enforcement Network, o GPEN por su sigla en inglés), reveló los resultados del ‘Barrido 2014’ que 26 autoridades mundiales hicieron a un millar de programas, gratuitos y de pago, que las personas descargan para distintos sistemas operativos y aparatos a diario. Alrededor de 22 de esas aplicaciones analizadas son hechas en Colombia.

El superintendente delegado para la Protección de Datos Personales, José Alejandro Bermúdez Durana, explicó a EL TIEMPO que “la conclusión más importante es que hay una insuficiencia de información al usuario frente a la manera como una determinada aplicación recoge información personal, lo que se hace con esos datos y los mecanismos que tienen los usuarios para interactuar con la app y pedir una posible exclusión”.

El que duda gana

Siempre, al descargar un programa para su celular o tableta, sin importar el sistema operativo, se le debe informar a usted (de hecho le solicitan autorización), primero, el tipo de información y funciones que necesita usar tal aplicación para funcionar.

Algunas de ellas necesitan acceder a su cámara, micrófono y a su conexión a internet, por ejemplo, si se trata de un sistema de videollamadas; o en otros casos requerirán acceder a su libreta de contactos, especialmente aquellas apps de comunicaciones como el mundialmente reconocido Whatsapp. Lo que puede resultar sospechoso es que un juego, por mencionar un caso, le exija acceso a sus contactos o a la opción de publicar por usted en sus perfiles de las distintas redes sociales.

Lastimosamente, las personas no se preocupan (apenas tres de cada 10) por este tema. Bermúdez Durana destacó que “lo interesante es que como hicimos el ejercicio en coordinación con GPEN, las conclusiones no parten de la experiencia del usuario, sino de preocupaciones que hemos advertido como autoridades de protección de datos personales”. Por eso, la Superintendencia extendió un llamado a quienes intervienen en el desarrollo de aplicaciones móviles para prevenir que el mal manejo de información personal lleve a investigaciones o sanciones.

Tenga en cuenta

Ojo con los permisos

Siempre que descargue una aplicación, lea los permisos y solicitudes que hace. Si alguno le parece sospechoso o no necesario para lo que ofrece el programa, no lo instale.

¿Qué riesgos corre?

Desde publicaciones no autorizadas de información comercial a su nombre en perfiles de redes sociales, hasta robo de datos, contraseñas, etc.

¿Cómo revisar los permisos actuales?

En iOS vaya a la opción ajustes y luego a privacidad. Allí verá cuáles aplicaciones tienen acceso a su cámara, contactos, calendario, fotos, localización GPS, etc.

En Android vaya a configuración o ajustes, busque ‘Administración de Aplicaciones’ o ‘Aplicaciones’ y revise en cada programa instalado los accesos a los que tiene derecho. En ambos casos podrá revocar tales permisos.

eltiempo.com