Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (24SEP2014).- El pequeño municipio de Dosquebradas, en el Eje Cafetero de Colombia, se erige como potencia local en el diseño y desarrollo de robots con el objetivo de apoyar a la industria y pequeños empresarios en la búsqueda de soluciones.

Esta iniciativa parte del Centro de Innovación de la Cámara de Comercio de Dosquebradas, donde se brindan soluciones a las problemáticas del sector empresarial del municipio, reconocido a nivel regional por su capacidad industrial.

"Los robots nacen de necesidades puntuales de los empresarios. Tratamos de diseñar cosas sencillas, accesibles y de bajo costo", dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el jefe de gestión tecnología y proyectos de la Cámara de Dosquebradas, Leonardo Mesa.

Según este ingeniero, "siempre nos hemos visto como un elemento de soporte a la industria, no nos vemos compitiendo contra ella".

Mesa y su equipo ya han desarrollado cuatro robots: una impresora en 3D de prototipado rápido, el Bluetooth Interface Innovation de Dosquebradas (Biido), un dispensador de certificados y el juguete Scrat, para los que han ideado dos formas de negocio: "venderlos o alquilarlos", puntualizó.

Su principal innovación es "Biido", en el mercado desde agosto pasado por un precio que ronda los seis millones de pesos (unos 3.050 dólares) y que actualmente tiene uso publicitario, pero cuyo objetivo es adentrarse en la industria de defensa y seguridad.

Este robot, de unos 60 centímetros de largo y 30 de ancho, es controlado a través de una aplicación desarrollada en un software libre que se instala en un teléfono inteligente, tiene un alcance de 80 metros y su tarea es divulgar contenido político o comercial a través de un parlante.

"Se pone el jingle de la empresa y desde el teléfono se controla", sostuvo Mesa, quien explicó que el propósito es captar como clientes a las 40 empresas de publicidad de Risaralda, el departamento al que pertenece Dosquebradas y cuya capital es Pereira, para luego expandirse a nivel regional.

Además ya trabajan con la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en el desarrollo de una segunda versión de Biido, que incorporará un chasis más robusto y una cámara de vídeo capaz de transmitir en tiempo real.

El objetivo es que el robot "pase por debajo de los carros para que en los filtros de seguridad se pueda ver lo que hay", añadió, al agregar que facilitará la tarea de supervisión de los vehículos que acceden a centros comerciales o instituciones, donde hay vigilancia extrema para evitar el acceso de explosivos o armas.

Este producto se presentará el próximo octubre en "ExpoDefensa", la gran feria de seguridad que se celebra cada año en Bogotá.

Según Mesa, una vez perfeccionado este desarrollo esperan que se utilice, para empezar, en las 23 bases de la FAC en Colombia.

Y el campo de juguetes para niños han desarrollado el robot Scrat, nombre que hace alusión a la ardilla de la película "La era del hielo", que esperan comercializarlo en diciembre.

“Es como un lego pero versión robot. El niño lo compra, lo arma y lo programa", añadió el ingeniero, quien sostuvo que el precio en el mercado oscilará los dos millones de pesos (unos 1.016 dólares).

La Cámara de Comercio de Dosquebradas además se ha dado a la tarea de formar a los niños de ocho colegios del municipio, un total de 150 estudiantes beneficiados con el programa "Los seguidores de línea".

Durante 60 horas los estudiantes aprenden mecánica aplicada, electrónica, ensamble, soldadura y programación, todos ellos conocimientos básicos para poder construir un robot.

Los menores, cuya formación cuesta unos 600.000 pesos (unos 303 dólares), presentan sus robots en la Feria del Emprendimiento que se realiza en noviembre de cada año en Dosquebradas, un municipio de 200.000 personas y 70,8 kilómetros cuadrados.

"Cuando el muchacho ve que puede construir, va a tener una capacidad de enfrentar cualquier reto tecnológico", concluyó Mesa.

elespectador.com