Trajes de protección químicawww.fuerzasmilitares.org (26OCT2014).- Científicos rusos crearon en el marco del programa federal "Sistema nacional de seguridad biológica y química (2009-2014)" un módulo móvil experimental para trabajar en zonas de contaminación.

En territorio ruso se han acumulado unos 2.000 millones de toneladas de residuos tóxicos, incluidos galvánicos y los que contienen mercurio y cloro.

El grueso de tales residuos se encuentra en el Distrito Federal del Volga (más de 400 toneladas por kilómetro cuadrado), en el Distrito Federal del Sur (267 toneladas por kilómetro cuadrado) y Central (211 toneladas por kilómetro cuadrado).

En Rusia funcionan varios polígonos grandes de almacenaje y reciclado de residuos industriales. El mayor, Krasni Bor, con más de 1,8 millones de toneladas de agentes tóxicos, está en la provincia de San Petersburgo.

También hay más de 10.000 empresas del sector energético, de la siderurgia y la metalurgia no ferrosa, de química, minería, etc., que presentan un potencial peligro. Además, el 70% de tales plantas se encuentran en 146 ciudades con población de más de 100.000 personas.

La mayoría se pusieron en explotación hace unos 40-50 años y agotaron por completo su recurso tecnológico, quedaron obsoletas y desgastadas físicamente.

RIA Novosti