Ahora las autoridades cuentan con recursos físicos de alta calidad para combatir hurtos y fleteos.
Ahora las autoridades cuentan con recursos físicos de alta calidad para combatir hurtos y fleteos.

www.fuerzasmilitares.org (17JUN2015).- Los detractores de la medida de la Policía afirman que “la actuación de las autoridades se reduce a enfrentar el crímen, pero no a prevenirlo”. Y las cifras les dan la razón sobre todo en las periferias urbanas, donde el impacto de la delincuencia crece día a día, a tal punto que los propios ciudadanos lo están combatiendo con linchamientos públicos.

Expertos del sector tecnología vienen planteando soluciones para prevenir los crímenes de alto impacto, como son conocidos flagelos como el hurto, el fleteo y los robos a residencias. Plataformas y sistemas que vienen siendo desarrolladas por diferentes organizaciones tecnológicos se traducen en esas soluciones.

Por ejemplo, la empresa Wynuard Group, junto con Motorola, desarrollaron un sistema que ayuda a identificar patrones de conducta delictiva y descubrir conexiones ocultas en distintas fuentes de datos, como bases de datos de delincuentes y expedientes en apenas minutos.

¿Cómo funcionan estas plataformas? El modelo aunque parezca sacado de series policiacas gringas se maneja con gigantescas bases de datos que combinan varios datos para obtener diagnósticos cercanos.

Se trata de aprovechar el creciente volumen de datos de video, redes sociales y otras fuentes demanda a la seguridad pública centrarse en tecnologías de avanzada para ayudar a convertir esos datos en información ejecutable y así poder detectar, prevenir y resolver delitos más rápido que nunca.

Los datos que se cruzan van desde la georeferenciación de los delitos hasta la individualización de los delincuentes, cada dato que levantan policías y fiscales puede hacer parte de estos aplicativos.

Además, con este tipo de plataformas los organismos de seguridad pública pueden actualizar su inteligencia y capacidad investigativa por una fracción de los costos de los métodos tradicionales de recolectar información.

En el contexto colombiano este tipo de aplicaciones podrían funcionar en las verificaciones que hacen los policías diariamente en sitios públicos o en sistemas de transporte masivo.

Gracias al manejo de datos, el policía no sólo verificaría si el individuo tiene antecedentes penales, también podrían revisar sus datos fiscales, sus rasgos físicos, hasta sus comportamientos en redes sociales, todo en un mismo sistema.

Por otro lado estas plataformas también ayudan a las autoridades a compartir datos a nivel regional o nacional, rápida y fácilmente a fin de contribuir a prevenir delitos que se extienden a otros estados.

semana.com