T-50La Fuerza Aérea de Rusia (FAR) celebró hoy su centenario en el aeródromo de Zhukovski, a las afueras de Moscú, con un grandioso espectáculo en que participaron más de 110 aeronaves, desde los aparatos legendarios de la Primera Guerra Mundial hasta los aviones más avanzados, entre ellos, el caza de quinta generación T-50 que todavía está en la fase de pruebas.

"El desarrollo de la aviación de combate es una directriz importantísima de la política militar y la modernización de las Fuerzas Armadas”, resaltó el presidente ruso Vladímir Putin en un mensaje de felicitación a la FAR difundido hoy  por el Kremlin.  El jefe del Estado destacó los éxitos históricos de la aviación rusa, gracias a la cual “se hizo realidad el sueño audaz de todos los humanos, el de los vuelos espaciales y la conquista del Universo”.

La víspera, Putin asistió al ensayo general del espectáculo junto con altos cargos de Defensa, agregados militares extranjeros acreditados en Moscú y jefes de Fuerzas Aéreas de unos 80 países. 

La exhibición de hoy, abierta al amplio público, se convirtió en el punto culminante de las festividades. El espectáculo, presenciado por unas 50.000 personas, constó de dos partes: la primera, de dos horas de duración y titulada “Las leyendas de la aviación internacional”, mostró las aeronaves reconstruidas de la época de la Primera y la Segunda Guerras Mundiales. En la segunda parte, llamada “Cielo común” y que también se prolongó por varias horas, se exhibieron las máquinas más modernas salidas de las oficinas de diseño aeronáutico Sukhoi, MiG, Túpolev, Antónov, Yákovlev, Iliushin, Antónov, Kámov y Mil.

En el programa festivo participaron también grupos de acrobacia aérea de Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia y Polonia, así como las famosas escuadrillas rusas  Strizhi (Vencejos), Rússkie Vítiazi (Guerreros de Rusia) y Bérkuti (Águilas reales).

El comandante en jefe de la FAR, mayor general Víctor Bóndarev, anunció recientemente lo que será, con seguridad, el mejor regalo con motivo del centenario: una partida de 14 cazas de quinta generación T-50 (conocidos también como PAK FA, por las siglas en ruso de “prometedor sistema aéreo de primera línea”) llegará al Ejército el próximo año para pruebas. Los nuevos modelos producidos en serie, según las expectativas, se incorporará a la FAR en 2015.

El 12 de agosto de 1912 marcó el punto de partida en la historia de la aviación militar de Rusia al establecerse en esta fecha una unidad aeronáutica dentro de la Dirección General del Estado Mayor del Ejército.

RIA Novosti