La canciller alemana Angela Merkel con el Ejército alemán en una foto de archivoEl Tribunal Constitucional alemán ha autorizado al Ejército a utilizar medios militares en el territorio nacional para luchar contra eventuales atentados de «proporciones catastróficas», por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Hasta ahora, la intervención armada en territorio alemán en caso de amenazas de atentado estaba reservado a las fuerzas de seguridad, para separar claramente las operaciones de defensa nacional del ejército y las operaciones de seguridad interna, por los temores heredados del régimen nazi.

Según la decisión del Tribunal Constitucional, basada en Karlsruhe (suroeste), el ejército podría intervenir ahora en el territorio «en caso de situación excepcional de naturaleza catastrófica», una decisión inédita desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Esta autorización excluye sin embargo «los peligros que pudieran proceder de una multitud que se manifiesta». El Ejército tampoco está autorizado a derribar un avión con civiles a bordo que hubiese sido secuestrado por terroristas. Sólo está autorizado a llevar a cabo disparos de advertencia para obligarle a aterrizar.

El despliegue de la fuerza armada es posible solo como «último recurso», según la Ley fundamental alemana. Pertenecerá al gobierno en su conjunto estimar los casos de extrema urgencia justificando tal operación, una tarea que no podrá ser delegada al ministro de Defensa.

Esta decisión del Tribunal Constitucional corrige una decisión anterior de 2006 que excluía al contrario de forma general toda operación de la Bundeswehr en contra de un peligro interior.

abc.es