Imagen de archivo. Military Tattoo.El Ejército italiano elaboró una normativa, aún no cursada, que prohíbe a los soldados de ambos sexos el uso de tatuajes en las "partes visibles del cuerpo", y en cualquier parte para los tatuajes obscenos, con referencias sexuales, racistas, de discriminación religiosa o que puedan acarrear descrédito a las instituciones de la República Italiana y las Fuerzas Armadas.

El Estado Mayor del Ejército precisó que la directiva, que prevé también controles periódicos, "todavía no fue difundida" y sus contenidos aún son "objeto de profundización y evaluación".

Según la normativa, publicada en el sitio www.forzearmate.org con fecha del 26 de julio y citada hoy por el diario La Repubblica, el objetivo es considerar "los reflejos negativos que el recurso al tatuaje o el piercing puede tener en la capacidad de individuo de resolver determinadas tareas operativas, además de eventuales aspectos sanitarios".

Los soldados tatuados podrían "generar un sentimiento de desconfianza-descrédito de parte de personas de otros países que por motivaciones religiosas o culturales desaprueben la práctica de los tatuajes".

ANSA