Vladimir PutinEl presidente ruso, Vladimir Putin, declaró hoy que Rusia y Estados Unidos podrán solucionar el problema del escudo antimisiles  (DAM) en Europa, el mayor escollo en sus relaciones bilaterales, cuando los gobiernos de ambos países reconozcan que son socios fiables, y acuerden que deben solucionar juntos las amenazas a la seguridad global.

“Para resolver el problema del DAM es necesario acordar y aceptar interiormente que nosotros recíprocamente somos socios fiables y aliados”, dijo Putin en una entrevista al canal ruso Russia Today.

La solución al problema del DAM significa resolver los asuntos relacionados con las amenazas de misiles y aceptar que ambas partes  (Rusia y EEUU) tienen acceso equitativo a la dirección de ese sistema, indicó el presidente ruso.

“Este es un asunto muy sensible en materia de defensa. No sé hasta que punto nuestros socios (estadounidenses) estén preparados para ese tipo de cooperación”, subrayó Putin.

Reiteró que los planes del Pentágono de emplazar elementos del sistema  DAM en algunos países de Europa es el principal problema para su país porque afecta los intereses vitales de Rusia.

“A nivel de expertos quedó claro que una solución unilateral al problema no mejorará la estabilidad internacional, porque en esencia, es un intento para destruir el balance estratégico”, advirtió Putin.

Según el presidente ruso, es una variante muy peligrosa porque para reforzar su potencial militar y capacidad defensiva, cualquiera de las partes  podrá desatar una carrera armamentista, lo que supone una carga adicional muy incómoda para cualquier economía, y ante esa perspectiva, los gobiernos no tienen otra opción que continuar los contactos sobre el tema.

“Ya hemos hecho todo. Hemos propuesto hacer esta labor. Pero nuestros socios por ahora se niegan”, anotó.

Añadió que cree posible que ambos países resuelvan el problema  si el actual presidente estadounidense Barack Obama es reelegido por segunda vez, aunque matizó que no todo depende del presidente estadounidense.

“Porque existe el lobby militar, y el Departamento de Estado con su maquinaria bastante conservadora. Por cierto, se diferencia muy poco de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores. Allí se han formado clanes profesionales durante décadas”, dijo Putin.

Al explicar las perspectivas, Putin destacó o bien continuar el diálogo o bien seguir adelante con las medidas unilaterales anunciadas por ambos bandos.

“Podemos continuar el diálogo. Y lo vamos a hacer, pero, claro está, a medida que nuestros amigos estadounidenses desarrollen su propio sistema antimisil, nosotros vamos a pensar cómo defendernos y mantener el equilibrio estratégico”, concluyó Putin.

RIA Novosti