KalashnikovRusia usará una especie de kits de bricolaje para modernizar sus famosos fusiles Kalashnikov AK-74, comunicó hoy el viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin.

“Se presentarán tres kits que podrán enviarse a las unidades para modernizar los fusiles allí mismo”, explicó Rogozin. Agregó que se trata de un simple montaje: basta con desechar algunos detalles que sobran e instalar otros, nuevos, para obtener “un fusil de nueva clase”.

A principios de octubre, Rogozin planea enseñar la versión modernizada del AK-74 al jefe del Gobierno, Dmitri Medvédev.

“Es un arma cómoda y muy fiable. Hubo un solo problema, la falta de mira, puntero laser y visor térmico”, dijo.

Hizo estas declaraciones en la ciudad de Tula, centro histórico de los armeros rusos. Rusia celebra este 19 de septiembre el Día del Armero.

El experto ruso Víctor Korablin, catedrático de la Academia de Ciencias Militares, señaló anteriormente que el Ejército nacional no tiene por qué renunciar a sus famosos AK-74, aunque sí convendría modernizarlos hasta el nivel de los AK-74M. Esta nueva versión, fabricada por la planta Izhmash, incorpora un lanzagranadas Gp-34 bajo el cañón, tiene culata plástica plegable y permite el montaje de una mira óptica o electrónica.

RIA Novosti