Scotland Yard reconoce gastos por US$1,6 millones por vigilar a Assange en LondresLa policía de Londres lleva gastados unos US$1,6 millones por concepto de servicios de vigilancia de la Embajada del Ecuador en Londres, donde permanece refugiado el fundador del sitio WikiLeaks, el australiano Julian Assange, informó hoy Scotland Yard.

La “emboscada" a Assange implica un gasto a la policía Metropolitana de unos 18.000 dólares diarios. En forma permanente, la Embajada del Ecuador en Londres está rodeada por agentes  policiales listos para detener a Assange cuando salga de la sede diplomática, declaró un representante de la policía londinense.

Assange permanece refugiado en la Embajada del Ecuador en Londres desde el 19 de junio pasado para evitar la extradición a Suecia, país en que está acusado de violación y otros delitos sexuales.

El alcalde de Londres Boris Johnson confirmó que del 20 junio al 10 de septiembre, los gastos derogados por el caso Assange fueron de unas 905.000 libras esterlinas y hasta la fecha la cantidad podría exceder 1,1 millones.

Por su parte el Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Pinto, advirtió que Assange puede refugiarse en la embajada del país sudamericano durante décadas, si no se le permite abandonar libremente el territorio del Reino Unido.

La semana pasada, el canciller británico William Hague, develó que tras una reunión con Pinto por el caso Assange se lograron algunos avances en el problema.

El australiano, de 41 años, teme que las autoridades suecas lo extraditen a EEUU, país al que acusa de organizar la persecución contra WikiLeaks y sus creadores y donde podría enfrentarse a la cadena perpetua por la publicación de miles de documentos secretos de Washington.

A finales de octubre pasado, el Reino Unido informó a las autoridades del Ecuador que podría asaltar su embajada en Londres para arrestar al fundador de WikiLeaks.

Tras el ultimátum británico, Quito concedió asilo político a Assange bajo la explicación de que existen indicios de represalias contra Assange de parte de los países sobre los que WikiLeaks divulgó información.

RIA Novosti