Imagen de archivoRusia y la OTAN elaboran un acuerdo de cooperación en reciclaje de municiones y armas, informaron fuentes del Ministerio de Defensa de Rusia y de la sede de la Alianza  Atlántica en Bruselas, citadas hoy por el diario ruso Kommersant.

Según las fuentes, las negociaciones que se llevan a cabo desde hace varios meses con la participación del viceprimer ministro de Rusia, Dmitri Rogozin, se han intensificado en las últimas semanas, tras el nombramiento del nuevo titular de Defensa.

“En lo que resta del año un grupo de especialistas militares planea visitar la fábrica de reciclaje de municiones y armas en la ciudad de Yahshihan, en Turquía. Después se adoptará una decisión en un formato óptimo de cooperación y será elaborado un proyecto de acuerdo entre la Federación de Rusia y la OTAN sobre servicio técnico y suministro (NAMSA)”, según el diario ruso.

En el marco de dicho proyecto, indica el periódico, Rusia financiará el proceso de reciclaje de sus arsenales con empleo de las tecnologías de la Alianza Atlántica.

De esa manera el país euroasiático espera reducir el número de accidentes durante la destrucción de municiones, mientras que la OTAN mejorará sus relaciones con Moscú las cuales se vieron deterioradas por discrepancias entre ambas partes en el tema del escudo antimisiles.

De acuerdo con el proyecto, los resultados del viaje de los militares rusos a la fábrica en Yahshihan serán discutidos en la sesión del Consejo Rusia-OTAN a nivel de ministros de Defensa, programada para inicios de 2013. Es muy posible que en esta sesión se tome una decisión concreta sobre el acuerdo.

En el periodo 2011-2012 en Rusia tuvo lugar una serie de accidentes relacionados con la destrucción de municiones que causaron la muerte de militares.

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció el cese de la destrucción de municiones y armas mediante su detonación controlada a partir del 1 de enero de 2013 y prohibió participar en estos trabajos a los soldados que prestan el servicio militar obligatorio.

RIA Novosti