Grupos neonazis en AlemaniaTodos contra el NPD: los jefes de Gobierno de los 16 estados federados de Alemania («Länder») han acordado unánimemente acudir conjuntamente al Tribunal Constitucional para pedir la ilegalización del ultraderechista Partido Nacionaldemócrata Alemán (NPD, por sus siglas en alemán), principal aglutinante de neonazis aquí en Alemania. El asunto se podría abordar en el próximo pleno del Bundesrat, la cámara regional, prevista para el 14 de diciembre, que es una de las pocas instituciones competentes –junto al Ejecutivo y el Bundestag (cámara baja)– para abrir un proceso de ilegalización en el Constitucional (Karlsruhe).

Aún no queda clara la postura del Gobierno que hasta ahora se han mostrado cautelosos, por lo difícil que puede ser jurídicamente una prohibición. El primer intento por prohibir el NPD ocurrió en 2003 y fracasó porque el juez puso en duda la credibilidad de las pruebas, obtenidas gracias a altos funcionarios del partido que eran, a la vez, agentes encubiertos del Estado. La verdadera identidad de esos agentes se mantuvo bajo reserva, pues el servicio secreto protege a sus fuentes.

Para este segundo intento, las autoridades han recopilado gran cantidad de información de fuentes libres como sitios de internet o apariciones públicas, que demuestran la hostilidad del partido hacia el orden constitucional. Con unas mil páginas contaría el informe contra el NPD, partido que está representado en dos parlamentos regionales, en Mecklemburgo-Pomerania Occidental y Sajonia.

Los Länder intentarán ir al Constitucional en conjunto con el Gobierno y el Parlamento, pero sectores de Berlín han mostrado cautela. La ministra liberal de Justicia Sabine Leutheusser-Schnarrenberger ha advertido que un segundo fracaso reforzaría las convicciones del NPD, lo mismo piensa el ministro conservador de Interior Hans-Peter Friedrich y la canciller democristiana Angela Merkel. A pesar de todo el presidente de la conferencia de ministros regionales Lorenz Caffier ha advertido que «si todo marcha bien, presentaremos en la primera mitad de 2013 la petición ante Karlsruhe»

Si el NPD es prohibido por el Constitucional, los ultraderechistas recurrirán como ya lo han advertido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, que es el último recurso que contempla la ley cuando un partido político es proscrito. El principio rector del tribunal de Estrasburgo es la Convención Europea para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales. No es inconcebible que se de la paradoja que el Constitucional alemán prohiba el NPD y que luego el TEDH anule su decisión.

reuters