El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, declaró hoy que su país tiene el derecho de renunciar al Tratado para la Reducción del Armamento Nuclear Estratégico (START) debido a la complicada situación  que existe en torno a la creación del escudo antimisiles de los países de la OTAN en Europa.

“Teniendo en cuenta la relación directa entre el armamento estratégico nuclear ofensivo y defensivo, pueden surgir razones para que nuestro país salga del Tratado START. Esto esta contemplado en el tratado mismo”, dijo Medvédev en una alocución especial difundida por la televisión rusa.

Rusia exige garantías jurídicas de que el escudo antimisiles que EEUU y países de la OTAN planean crear en Europa no afecte su seguridad, pero hasta el momento, Washigton se niega a proporcionar dichas garantías.

RIA Novosti