Portaviones Príncipe de AsturiasSegún la hoja de ruta diseñada por el Ministerio de Defensa para el Príncipe de Asturias, junio marcará el adiós definitivo este buque emblemático de la Marina española, que estaba en activo desde 1988 y cuyo destino será el desguace, tal y como ya se había adelantadohace unos meses.

Tal y como informa EFE, defensa ha explicado que el buque será desarmado en el Arsenal Militar de Ferrol y su "desactivación" se ejecutará en dos fases: la primera "de inmovilización" en Rota (Cádiz) hasta febrero y la segunda, "de desarme" en la ciudad naval, que concluirá en junio.

El barco hará su última navegación desde la base gaditana hasta Ferrol el mes próximo con una tripulación reducida de 220 militares. La Armada se decantó por el arsenal ferrolano como "el lugar idóneo" para el desarme por la disponibilidad del muelle, lacapacidad de desmilitarización y la disminución de costes". Allí, se desmontarán los equipos y materiales considerados útiles antes de subastar el barco para el desguace.

Un buque histórico

Con una eslora (longitud) de 198 metros, el 'Príncipe de Asturias' sustituyó en su día al antiguo "Dédalo" y supuso "toda una revolución en el desarrollo de los portaaviones de porte reducido". Fue, durante años, el mayor buque de la Armada española hasta la botadura, en 2008, del Buque de Proyección Estratégica (BPE) Juan Carlos I.

Tiene una cubierta de vuelo de 175 metros para un máximo de 25 aeronaves y es capaz de desplazar casi 17.000 toneladas. Su dotación actual la componen 596 personas, 74 son mujeres, pero llegó a tener una tripulación de 800 militares.

El buque formaba el grupo 2 de la Fuerza de Acción Naval de la flota junto con los buques anfibios Castilla, Galicia y Juan Carlos I, encargados de proporcionar a la Armada la capacidad de proyección sobre tierra.

Cuenta con hospital a bordo y participó en operativos bélicos como la guerra del Golfo Pérsico en 1991 o con los cascos azules de la OTAN en los Balcanes en el 94. También en eventos de otra índole como en los actos conmemorativos del II centenario de la batalla de Trafalgar en 2005.

EFE