baesystems.comEl primer vuelo de prueba del innovador caza espía británico no tripulado Taranis tendrá lugar en Australia entre marzo y mayo. Dará inicio a toda una serie de pruebas claves destinadas a mostrar las capacidades de combate de la nave.

Sin embargo, la compañía fabricante, BAE Systems, se abstiene de dar datos más precisos, según 'The Telegraph'. El proyecto del 'drone' fue presentado oficialmente en julio de 2010. El mismo año tuvieron lugar las primeras pruebas en tierra firme. Inicialmente, el primer vuelo debía llevarse a cabo en 2011, pero lo pospusieron para 2012, año en que tampoco se realizó. 

Según sus diseñadores, el caza ligero supersónico intercontinental, que recibió su nombre del dios celta del trueno, actualmente no tiene análogos en el mundo. Taranis es capaz de maniobrar independientemente del centro de control de vuelos e interceptar o evadir automáticamente los misiles dirigidos en su contra. Necesitará la autorización humana solo para atacar un blanco potencial que identifique. 

Ya se conoce que el mayor logro del vehículo, de unas 3 toneladas del peso, unos 11 metros de largo y unos 10 metros de envergadura, es su recubrimiento secreto que le permitirá pasar inadvertido para todo tipo de radares. Construir el primer Taranis ha costado unos 125 millones de libras (unos 202 millones de dólares estadounidenses).   Cabe recordar que actualmente varios países están desarrollando aviones no tripulados poco perceptibles. Por ejemplo, Estados Unidos elabora un 'drone' de cubierta X-47B y ya está utilizando el RQ-170 Sentinel, mientras que Francia cuenta con su Watchkeeper 450.

actualidad-rt.com