Fragata F-04 de la Armada EspañolaLa actividad de las dos unidades de la Armada con base en Ferrol que se encuentran en aguas internacionales, la fragata F-104 y el buque de aprovisionamiento en combate Cantabria, continúa con intensidad en sus operativos.

Tal y como ya publicó ayer La Voz, recientemente coincidieron en aguas del Índico y desde el Cantabria se traspasaron a la Méndez Núñez un total de 44 palés de material diverso y necesario para la navegación. La mayoría, 31, fueron de un barco a otro a través de cableado, una operación compleja que duró dos horas y en la que los dos buques deben navegar en todo momento a la misma velocidad y rumbo. El resto de palés fueron transportados por el helicóptero que embarca la fragata.

Además, el buque de aprovisionamiento suministró simultáneamente a la F-104 y a la unidad francesa Surcouf un total de 200.000 litros de combustible a cada una. La operación se llevó a cabo conjuntamente con los dos barcos por las bandas del Cantabria.

Abordaje

Al margen de este encuentro, cada unidad continúa con sus respectivas misiones.

Así, la F-104, tal y como se narra desde el propio buque, dedicó los días 20 y 21 de este mes a diferentes tareas. Se recibió información desde un avión de patrulla marítima alemán de un buque sospechoso en las inmediaciones del corredor de seguridad recomendado en el Índico para la navegación marítima internacional. Tras aproximarse, se produjo un abordaje desde la fragata «sin encontrar suficientes criterios para poder clasificarlo como buque sospechoso de piratería, por lo que continuó con su navegación».

El lunes por la mañana el helicóptero embarcado estuvo realizando misiones de reconocimiento e inteligencia sobre los campamentos piratas de la costa de Somalia, recopilando de este modo datos sobre esos asentamientos. Cabe recordar que, en la actualidad, la operación Atalanta permite la destrucción en tierra de este tipo de complejos, esquifes y zonas de suministro, aunque nunca considerando a las personas como objetivo.

Por lo que respecta al Cantabria, desde la Real Marina Australiana se sigue con interés el tránsito de la unidad hacia las antípodas.

Así, desde la mencionada Armada se ha informado de que, tras surcar el estrecho de Gibraltar y durante su tránsito por el Mediterráneo, la unidad participó en la operación Active Endeavour contra el terrorismo en ese litoral. En ese tránsito, la dotación se mantuvo en alerta máxima.

Se aprovechó también para que la docena de marinos australianos embarcados, que se están integrando con rapidez en la dotación, ocupasen posiciones críticas dentro del buque y de defensa.

Los marinos australianos del buque de apoyo se integran rápido en la dotación.

lavozdegalicia.es