HSV 2 El gigantesco catamarán HSV-2 Swift, de la Marina de los Estados Unidos, escaló ayer en el muelle Santa Catalina del puerto de La Luz. Este buque de mando y control de guerra de minas de la US Navy es utilizado como plataforma del proyecto de cooperación en seguridad marítima en África Occidental y Centroamérica.

El HSV-2 Swift procede de Cabo Verde y ha arribado al Puerto de Las Palmas para aprovisionarse y seguir rumbo a Nápoles. El barco es similar a los conocidos buques de la naviera Fred. Olsen que cubren la línea entre Agaete y Santa Cruz de Tenerife.

Este impresionante catamarán fue construido en 2003 por la empresa australiana Incat en Hobart, Tasmania, y fue arrendado por la armada estadounidense a través de Bollinger/Incat de Lockport (Luisiana), con un contrato cuyo coste por el primer año fue de 21,7 millones de dólares (16,3 millones de euros).

La nave reemplaza temporalmente al USS Inchon como unidad del Comando de Guerra de Minas y como plataforma experimental del proyecto LCS, así como en apoyo de ayuda humanitaria. El Puerto de Las Palmas se acaba de convertir en sede del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que opera mucho con la agencia estadounidense de cooperación internacional al desarrollo (Usaid).

Construido en aluminio y dotado con cubierta helicóptero, está considerado un barco de alta velocidad pues puede desarrollar una velocidad máxima de 45 nudos, es decir, unos 85 kilómetros por hora.

Desplaza 1.688 toneladas a plena carga y está propulsado por cuatro motores Caterpillar acoplados a igual número de water jets. Con 300 toneladas de material militar puede mantener una velocidad de 42 nudos o de 35 nudos con 615 toneladas y una autonomía de 1.100 millas.

El HSV-2 Swift tiene una eslora de 97 metros por 27 de manga. Desde 2005 ha visitado numerosos países como plataforma de cooperación de seguridad internacional encaminada a fortalecer las alianzas mundiales a través de actividades de formación y de colaboración con el fin de mejorar la seguridad marítima y la seguridad en África.

Esta catamarán participó en 2011 en el ejercicio African Lion con la participación de armadas africanas y europeas. En aquella ocasión fue utilizado para transportar marines de EE UU y su equipo, incluyendo tanques, desde Agadir a Camp Draa cerca del puerto de Tan Tan. Sus cursos de formación en seguridad marítima se han realizad en Gabón, República del Congo, Nigeria, Ghana, Benin y Gambia, entre otros países. En el buque se embarcaron instructores y marinos de Europa y África.

laprovincia.es