David Cameroon en Trípoli El primer ministro británico, David Cameron, anunció este jueves, durante una visita sorpresa a Trípoli, que Reino Unido ayudará a entrenar a las fuerzas de seguridad libias. Cameron, que el miércoles hizo una promesa similar en Argel, visitó la Academia de Policía y la plaza de los Mártires en la capital, además de reunirse con su homólogo libio, Alí Zeidan.

«No hay una verdadera libertad ni una verdadera democracia sin seguridad y estabilidad también. Estamos comprometidos a ayudar a ambas aquí y también a vuestro vecindario», señaló el 'premier' durante la rueda de prensa conjunta. «Hemos acordado un paquete de ayuda adicional de Reino Unido a Libia, incrementando el entrenamiento militar que prestamos, incrementando los asesores policiales (...) también hemos discutido cómo podemos ayudar a construir la capacidad institucional del nuevo Gobierno libio», explicó.

Cameron visitó por última vez Libia en 2011 junto con el entonces presidente francés Nicolas Sarkozy después de que los rebeldes derrocaran al dirigente libio Muamar Gadafi con el respaldo de la OTAN. En aquella ocasión tras estar unas horas en la capital se desplazó también a Bengasi, epicentro del levantamiento que culminó con la caída del régimen.

La semana pasada, Londres instó a sus ciudadanos a abandonar Bengasi, alegando una amenaza «específica e inminente», irritando a las autoridades libias, deseosas de atraer inversión extranjera y expertos al país tras décadas de falta de inversión bajo el régimen de Gadafi.

abc.es