Vehículos TigrParece que el contrato controvertido para el suministro a Rusia de vehículos blindados polivalentes ‘Lince’ fabricados por la empresa italiana IVECO ha sobrevivido a los últimos cambios en el Ministerio ruso de Defensa después de la destitución del ministro Anatoli Serdiukov, y su adjunto, Alexander Sujorúkov.

Pero el destino de estos vehículos dependerá de los resultados de nuevas pruebas comparativas que se realizarán durante los próximos meses, porque elnuevo ministro de Defensa, Serguei Shoigu, y su equipo quieren poner fin a la polémica suscitada en torno a este contrato.

Serdiukov y Sujorúkov se pronunciaban activamente por la compra de los vehículos LMV M65 ‘Lince’ fabricados por la empresa italiana Iveco, lo que relegó a un segundo plano los vehículos blindados rusos GAZ-2330 ‘Tigr’ (Tigre) y de este modo no satisfacía el principio de dar preferencia al armamento y material bélico de fabricación nacional.

‘Tigr’ es un vehículo de combate polivalente de alta movilidad fabricado por la Compañía de Industria Militar (CIM) de Rusia en la planta rusa de construcciones mecánicas de Arzamás, ubicada en la provincia de Nizhni Nóvgorod (región del Volga).

La decisión de comprar a ‘Lince’ provocó una amplia polémica en Rusia, después de que el vehículo blindado italiano demostrase su elevada protección durante las operaciones de la OTAN en Irak y Afganistán. Por su lado ‘Tigr’, que es un 70% más barato, demostró mejores características como vehículo todoterreno durante las pruebas comparativas llevadas a cabo en Rusia en 2012. Los expertos rusos opinan que el vehículo ‘Tigr’ sería más conveniente para el Ejército ruso.

Los especialistas rusos centraron también la atención en que el contrato inicial con Iveco firmado en 2011 para el suministro de 60 vehículos no estipulaba el mantenimiento de los blindados después de su ensamblaje, ni el suministro de piezas de repuesto, ni el adiestramiento del personal ruso por los especialistas italianos.

Rusia planea resolver estos problemas próximamente, al sostener negociaciones adicionales con la parte italiana. Así lo comunicó el viceministro de Defensa, Yuri Borísov, que sustituyó a Sujorúkov en noviembre pasado.

Rusia firmó un contrato fijo para el suministro de 358 vehículos Iveco LMV, bautizados como ‘Ris’ (Lince) en ruso, y el Ministerio de Defensa no tiene intenciones de revisar este contrato, declaró Borísov en diciembre pasado.

Los primeros 57 vehículos fueron ensamblados el año pasado en una planta situada en Vorónezh, en el sur de Rusia, con un 10% de componentes de fabricación local. Los restantes vehículos se ensamblarán en 2013 en la nueva planta automotriz Kamaz, en la república de Tartaristán, con la capacidad de ensamblar hasta 500 vehículos Iveco LMV al año. Según los representantes de KAMAZ, en esta etapa se utilizará del 50% al 80% de los componentes de fabricación local.

Mientras, Moscú no ha tomado una decisión todavía respecto a la compra del siguiente lote de vehículos blindados.

En el marco del Programa Nacional de Armamento para 2011-2020, el Ministerio ruso de Defensa planea adquirir 1.775 vehículos blindados polivalentes hacia 2015 por un precio de 1.000 millones de dólares, pero no se trata necesariamente de los modelos fabricados por Iveco.

En diciembre pasado, Shoigu ordenó llevar a cabo una nueva serie de pruebas comparativas de los vehículos ‘Ris’ (Lince) y ‘Tigr-M’modernizado, equipado con el nuevo motor diesel fabricado en Rusia, el YaMZ-534, con un blindaje reforzado y protección contra las amenazas nucleares, biológicas y químicas.

Las pruebas se realizarán en el primer trimestre de 2013. En el marco de éstas, se ensayará el blindaje de los vehículos, dijo el portavoz de la Compañía de Industria Militar (CIM) y el Programa Federal de Armamento 2011-2020, Serguei Suvórov, en una entrevista concedida a RIA Novosti el pasado 21 de enero.

“A pesar de las declaraciones sobre una protección reforzada [conforme a los estándares de la OTAN], el blindaje de los vehículos Iveco nunca se ha sometido a pruebas en Rusia”, agregó Suvórov. Dijo además, que ‘Tigr-M’ garantiza una protección adecuada gracias a su blindaje, que cubre un área más amplia en el interior del vehículo, en comparación con el vehículo italiano.

El diseño de los vehículos ‘Ris’ y ‘Tigr’ en el ámbito de su cobertura con blindaje para proteger a las tripulaciones es distinto. El vehículo ruso está equipado con una coraza sólida, mientras que en el modelo italiano se utilizan paneles blindados.

El interior de los vehículos es distinto también. La parte interna de los vehículos Iveco se divide en varios compartimentos y el comandante y el conductor están separados de la restante tripulación.

En cambio, ‘Tigr’ no se divide en compartimentos y todos los tripulantes pueden sentarse al volante sin salir del vehículo. Esto evidentemente garantiza un mayor grado de seguridad en un combate.

El vehículo italiano es más pequeño y tiene una capacidad para cinco tripulantes, incluido el conductor, mientras que ‘Tigr’ está diseñado para una tripulación de nueve personas.

Italia, Estado miembro de la OTAN, desarrolló el vehículo blindado polivalente ‘Lince’ para varios países europeos, incluida Austria, Bélgica, Noruega y España por un coste de unos 300.000 dólares.

Suvórov renunció a hacer comentarios respecto a una posible suscripción de un nuevo contrato con Iveco. La respectiva decisión la tomarán los altos cargos militares de Rusia, independientemente de los resultados de las nuevas pruebas, según dijo. “Nuestra tarea es dotar al Ejército ruso con vehículos de combate fiables y eficaces, y eso es algo que ya hicimos... Otras decisiones las deben tomar los comandantes militares”, agregó.

RIA Novosti