Esta operación fue 'una de las más importantes en este tipo de crimen', dijo hoy el director de Europol, Rob Wainwright, (drcha) en una rueda de prensa con el secretario de Estado de seguridad español, Francisco Martínez (izda). EFELa Europol y la policía española desarticularon una red de cibercrimen con sede en Rusia que infectó millones de ordenadores en todo el mundo para estafar millones de euros, informaron este miércoles en Madrid ambos cuerpos policiales.

Las víctimas de esta organización, once de cuyos integrantes están detenidos, se estiman en cientos de miles de personas de 33 países, 22 de ellos europeos.

Esta operación fue "una de las más importantes en este tipo de crimen", dijo el director de Europol, Rob Wainwright, en una rueda de prensa con el secretario de Estado de seguridad español, Francisco Martínez.

La red utilizaba un tipo de software malintencionado que bloqueaba el ordenador infectado y, haciéndose pasar por la policía de cada país, solicitaba el pago de una multa de 100 euros por haber accedido a páginas de pornografía infantil o de intercambio de archivos.

Aunque es difícil establecer el número total de afectados por este virus, el director de Europol estimó que "miles de europeos han pagado la multa" y que "los ordenadores de cientos de miles de europeos han sido infectados por este virus".

"Si consideramos que la multa a pagar en este virus es de 100 euros (...), el daño producido podría ser de millones de euros", añadió Wainwright, que aclaró que solo un 3% de los afectados pagó la cantidad reclamada.

El líder de la trama, un ruso de 27 años, según la policia española y Europol, fue detenido en Dubái en diciembre. Otras diez personas -de nacionalidad rusa, ucraniana o georgiana- fueron detenidas la semana pasada en Málaga (España), donde habían formado una célula dedicada al blanqueo del dinero conseguido con esta ciberestafa.

Seis de estas personas siguen detenidas y las otras cuatro están libertad bajo cargos de blanqueo de capitales, pertenencia a una organización criminal, estafa y falsificación de tarjetas.

La operación sigue abierta para desarticular las células de la organización establecidas en otros países, que no se han revelado.

elnuevodiario.com.ni