El primer ministro y candidato a la presidencia Vladímir Putin considera que la política de seguridad de Estados Unidos y la OTAN es nociva para el resto del mundo porque socava la estabilidad.

“Los estadounidenses están obstinados en la idea de obtener la seguridad absoluta de EEUU, algo utópico e irrealizable tanto en el plano tecnológico como geopolítico, y esto precisamente, es la esencia del asunto”, dijo Putin en un articulo publicado hoy en el diario moscovita Moskovskie Novosti.

En su artículo, dedicado a exponer su programa electoral en política exterior, Putin dijo que EEUU y los países de la OTAN tienen una concepción muy particular sobre la seguridad que de forma radical difiere de la postura de otros países como Rusia y China.

“La invulnerabilidad absoluta para un país significa la vulnerabilidad total para el resto, y esta perspectiva no se puede compartir”, subrayó el candidato a la presidencia cuya visión de política exterior es muy criticada en occidente.


Putin destacó la postura dócil de muchos gobiernos occidentales a la estrategia de seguridad estadounidense en muchas ocasiones no tiene en cuenta los intereses nacionales o regionales de sus aliados.

 

 “Otro asunto es que muchos países debido a razones conocidas prefieren no hablar de es esto directo”, indicó Putin al explicar la connivencia de muchos gobiernos a la línea de política exterior de Washington.

Al explicar su postura, Putin dio a entender que si vuelve al Kremlin, Moscú defenderá su política exterior sobre todo desde el punto de vista de su seguridad e intereses nacionales.

“Rusia siempre llamará las cosas por sus nombres de forma abierta”, subrayó el primer ministro.

Al explicar su estrategia de politica exterior Putin expresó la preocupación de Moscú por la creciente amenaza de una guerra contra Irán.

“Si tal cosa ocurre, traerá consecuencias realmente catastróficas”, advirtió.

El candidato a la presidencia propuso reconocer el derecho de la república islámica al “desarrollo del programa nuclear civil”, incluido el enriquecimiento de uranio, a cambio del control multilateral del Organismo Internacional de Energía Atómica sobre todos los desarrollos nucleares iraníes.

Para Putin, el postulado fundamental de política exterior es que la seguridad de todos los países es un concepto indivisible.

Además, los países deben constatar el rechazo rotundo al uso desproporcionado de la fuerza y proclamar como prioridad el cumplimiento absoluto del derecho internacional.

“La ignorancia de estos principios conduce a la desestabilización de las relaciones internacionales”, advirtió Putin.

A juicio del candidato, los conflictos armados ocurridos últimamente en el mundo supuestamente por razones humanitarias están socavando el concepto de soberanía nacional formando un peligroso vacío ético y jurídico en las relaciones internacionales.

Putin dijo estar de acuerdo en que derechos humanos están por encima de todo, y que los crímenes contra la humanidad deben ser castigados por la justicia internacional.

“Cuando se atenta contra la soberanía nacional y se defienden los derechos humanos desde afuera de forma selectiva, y en el proceso de esa “defensa” se violan los derechos de muchas personas incluso el derecho a la vida, aquí no se puede hablar de misiones altruistas porque en realidad es pura demagogia”, indicó Putin.

En las actuales circunstancias lo  más importante es que la ONU y el Consejo de Seguridad contrarresten con eficacia todo tipo de acciones arbitrarias emprendidas por algunos países en el escenario internacional, anotó el primer ministro.

“Nadie tiene el derecho de asumir las prerrogativas y atribuciones de la ONU especialmente en lo que se refiere al uso de la fuerza en relación a otros estados soberanos”, subrayó.

Al respecto, Putin se refirió directamente ala OTAN, que su juicio, en los últimos años ha emprendido acciones que en ningún momento se enmarcan en el supuesto carácter “defensivo” de ese bloque.

“Esto es muy serio. En Rusia recordamos la forma como se pidió respetar las normas humanitarias elementales al gobierno de un país que más tarde se convirtió en víctima de operaciones “humanitarias” con la exportación de democracia con bombas y misiles”, dijo Putin en alusión a la guerra que desató la OTAN en Yugoslavia.

Para Putin la política exterior de la OTAN con respecto a Rusia no se enmarca en la lógica del desarrollo contemporáneo y todavía se basa en estereotipos obsoletos.

Se refirió a la ampliación de la OTAN mediante la inclusión de nuevos países fronterizos con Rusia, el emplazamiento de nuevas instalaciones de infraestructura militar en esos y otros países, y los planes de crear un sistema de escudo antimisiles en Europa.

“No me detendría en tratar este tema si esos juegos no se hicieran directamente en las fronteras rusas, y si ellos no descompusieran nuestra seguridad y no influyeran en contra de la estabilidad en el mundo”, resaltó

Putin insinuó que bajo su presidencia, la política exterior del Moscú no reaccionará de manera coyuntural, pero si en consonancia de sus prioridades estratégicas, es decir, reflejando el lugar que ocupa Rusia en el mapa político del mundo, su aporte a la historia y al desarrollo de la humanidad.

“Indiscutiblemente continuaremos nuestro aporte dinámico y constructivo hacia el fortalecimiento de una seguridad y estabilidad global, renunciar a la confrontación y luchar de forma eficaz contra proliferación del armamento nuclear, los conflictos regionales, las crisis, el terrorismo y el narcotráfico”, resaltó Putin.

RIA Novosti