Los servicios secretos de Rusia y Ucrania abortaron un plan para perpetrar un atentado contra el primer ministro y candidato a la presidencia de Rusia Vladímir Putin, informó la televisión rusa.

Según la televisión, en la ciudad ucraniana de Odessa los servicios secretos de ambos países capturaron a delincuentes buscados por la justicia internacional.

A partir de declaraciones hechas por los detenidos se desprende que planeaban atentar contra Putin en Moscú inmediatamente después de las elecciones presidenciales del 4 de marzo.

El Canal 1 de la televisión rusa anunció suministrar más detalles del caso en noticieros vespertinos.

RIA Novosti