Aviones Su-25La Fuerza Aérea de Rusia (FAR) se dotará el próximo año de una nueva modalidad del avión de ataque Su-25 creada para penetrar en la defensa antiaérea del enemigo y neutralizar sus componentes, incluidos los sistemas tan potentes como los Patriot, informó hoy el diario ruso Izvestia.

Una fuente del Estado Mayor de la FAR precisó que las pruebas de vuelo de este modelo concluirán en mayo próximo, tras lo cual se decidirá su producción en serie.

“Esta modalidad es capaz de detectar y destruir incluso sistemas antiaéreos tan poderosos como los estadounidenses Patriot, seis baterías de los cuales fueron desplegados recientemente en Turquía a raíz de la guerra civil en la vecina Siria”, dijo.

Solo EEUU dispone hoy de aviones que pueden suprimir sistemas antiaéreos: el F-16CJ Wild Weasel y el EF-18 Growler. A diferencia de ambos modelos estadounidenses, que lo hacen a distancia, el nuevo Su-25 podrá penetrar en la propia zona de defensa antiaérea y atacar tanto sus componentes como otros objetivos terrestres del adversario.

Tendrá un sistema de antenas emplazadas bajo el revestimiento para identificar los radares de defensa antiaérea y determinar el vector de su radiación. Cuando el piloto sepa, si el avión se expone a un radar de seguimiento o de puntería, podrá optar entre la guerra electrónica pasiva o activa.

El futuro avión incorpora también sistemas para detectar rayos láser e infrarrojos, así como para responder a la amenaza de misiles, incluido un sistema de protección activa para ocultar el calor de los motores.

Todos los mecanismos de protección en esta modalidad funcionan en modo automático gracias a un ordenador de a bordo que analiza los datos de diversos sensores.

El nuevo Su-25 podrá actuar tanto por cuenta propia como escoltando grupos de bombarderos o aviones de ataque convencionales.

RIA Novosti