Obús remolcado de origen ruso D-30 | Imagen de archivoEl Ministerio ruso de Defensa renunció a los obuses D-30 de 122 mm incorporados en los años 1960 y usados en muchos conflictos armados contemporáneos, comunicó hoy el diario Izvestia.

Según este rotativo, el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigú, ordenó retirar del servicio todos los obuses D-30 ya obsoletos y sustituirlos por los obuses remolcados Msta y cañones autopropulsados Akatsia de 152 mm.

Los D-30 fueron dados de baja por varias razones. En primer lugar porque los militares quieren adoptar un calibre único, 152 mm. La munición de este calibre es más potente que la de 122 mm. Además, los obuses D-30 ya no se producen  desde principios de los 1990 y su reparación resulta muy difícil.

Actualmente, el Ejército de Tierra de Rusia dispone de obuses D-30A, que a diferencia de la versión básica D-30 tienen un freno de boca de dos cámaras, un bastidor modernizado y un gato mecánico para cambiar ruedas.

Aparte de Rusia, los obuses D-30 fueron incorporados a los ejércitos de 56 países, entre ellos Israel, India, Corea del Norte, Libia, Finlandia y Estonia. En 2012, Rusia suministró 150 obuses D-30 a Mongolia.

RIA Novosti