Buques de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa (archivo)La futura escuadrilla rusa en el Mediterráneo podría incluir hasta 10 buques y estaría bajo el mando del comandante de la Flota del mar Negro (FMN), anticipó hoy un alto cargo del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia.

“Es necesario crear en la FMN un centro de mando, supeditado al comandante de la flota, para supervisar el grupo del Mediterráneo que tendrá hasta 10 buques, incluidos los auxiliares”, declaró el oficial.

Otra fuente familiarizada con el asunto confirmó que la escuadrilla incluiría de 6 a 10 buques, probablemente, de las Flotas del mar Negro, del Norte y del Báltico, “por analogía con el grupo que desde hace medio año realiza ejercicios regulares al este del Mediterráneo, cerca de las costas de Siria”.

Los buques de diversas flotas se rotarían en el seno de la escuadrilla pero su presencia en la zona sería permanente, agregó.

Al mismo tiempo, afirmó que el mando correspondiente podría crearse en el Estado Mayor de la Armada. “Son cuestiones que aún se están estudiando”, dijo.

Otro tema a resolver, según la misma fuente, son las visitas de estos buques a puertos extranjeros, para reabastecerse y dar descanso a la tripulación.

“En los tiempos de la Unión Soviética usamos a tales efectos los puertos de Egipto, Siria, Argelia, Libia y otros países”, recordó el oficial. “Hoy en día, cabría barajar las candidaturas de Chipre, Montenegro y Grecia, así como el puerto sirio de Tartus”, donde la Armada rusa ya dispone de una base logística y de mantenimiento.

El ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, anunció la víspera la creación de un mando operativo para el grupo naval que se encargará de defender los intereses de Rusia en el Mediterráneo.

En el período de 1967-1992, la Armada soviética mantuvo en la zona de 30 a 50 buques que conformaban la 5ª escuadra del Mediterráneo. Fue creada en los tiempos de la Guerra Fría como contrapeso a la 6ª Flota de EEUU.

RIA Novosti