Imagen de archivoEn vísperas del segundo aniversario del inicio de la rebelión siria, Francia expresó el jueves , uniéndose a Gran Bretaña, la voluntad de entregar armas a los rebeldes sirios, y va a pedir el levantamiento del embargo impuesto al respecto por la Unión Europea, declaró el canciller francés, Laurent Fabius.

Francia y Gran Bretaña piden "a los europeos ahora que levanten el embargo para que los resistentes tengan la posibilidad de defenderse", dijo Fabius a la emisora France Info.

El objetivo, según altos funcionarios franceses que pidieron el anonimato, es entregar a la oposición siria misiles tierra-aire para contrarrestar los ataques de aviones y helicópteros del ejército sirio.

Hasta el presente, un embargo decidido por la Unión Europea prohíbe tales entregas de armas, y algunos de los países europeos, entre ellos Francia y Gran Bretaña, sólo proveen a los rebeldes sirios material no letal, como medios de protección o de comunicación.

Un próximo examen de ese embargo por parte de la Unión Europea está previsto a fines de mayo, pero París y Londres van a pedir avanzarlo a una fecha mucho más próxima, indicó Laurent Fabius.

"Hay que actuar muy rápidamente", y nosotros "vamos a pedir junto con los británicos que la reunión sea avanzada", dijo, agregando que no excluye que se realice antes de fin de marzo.

"Debemos convencer a nuestros aliados, especialmente en Europa, que no tenemos ahora más opción que levantar el embargo de armas en favor" de la oposición, precisó el ministro en un artículo publicado el jueves en el diario Libération.

Varios miembros de la UE, en particular Alemania, son sumamente reticentes a la idea de un levantamiento del embargo sobre las armas, por considerar que tal medida sólo podría agravar el conflicto en Siria. Y para levantar el embargo sería necesaria una decisión unánime de los europeos.

Al preguntársele sobre la unanimidad requerida no es lograda, Fabius respondió que Francia "es una nación soberana".

El martes, el primer ministro británico había dado a entender ya que su país podría desolidarizarse del embargo.

"Todavía no hemos tomado la decisión" de entregar armas a la oposición siria, pero esto "no es imposible". "Somos todavía un país independiente, podemos tener una política exterior independiente", dijo David Cameron.

Laurent Fabius desestimó el jueves las críticas de Rusia, aliada del gobierno sirio de Bashar al Asad, que evocó una "violación de la ley internacional" si se entregaran armas a la rebelión.

"No se puede aceptar que haya ese desequilibrio actual con, por un lado, Irán y Rusia que entregan armas a Bachar y, del otro, resistentes que no pueden defenderse", argumentó el ministro, recalcando que "levantar el embargo es uno de los únicos medios que nos quedan para hacer avanzar la situación políticamente".

Entregar armas "no quiere decir que abandonemos la solución política", insistió.

En Beirut, un portavoz de la oposición siria, Walid Bunni, declaró a la AFP que esa voluntad de Francia y Gran Bretaña de entregar armas a los rebeldes es "un paso en la buena dirección".

Asad "sólo aceptará una solución política cuando sepa que tiene frente a él una fuerza capaz de derrocarlo", agregó.

Según la ONU, el conflicto en Siria ha causado más de 70.000 muertos desde su inicio el 15 de marzo de 2011.

AFP