Corea del NortePiden que vuelva el diálogo y que se eviten "acciones unilaterales" que desaten respuestas bélicas. Países como China y Rusia mostraron este viernes su preocupación después de que Corea del Norte anunciara que prepara cohetes como respuesta a Estados Unidos, que hizo volar por la península de Corea a dos bombarderos invisibles con capacidad nuclear.

China, el único aliado importante del Norte, repitió su llamado a la contención en la península coreana en una comparecencia habitual del ministerio de Asuntos Exteriores, y no criticó los vuelos estadounidenses. "Esperamos que las partes relevantes trabajen juntas para ayudar a cambiar una tensa situación", dijo a periodistas el portavoz de la cartera Hong Lei.

China defiende la reanudación de las negociaciones a seis bandas (las dos Coreas, China, Rusia, EE. UU. y Japón) para solucionar el conflicto coreano, unas conversaciones que se encuentran paralizadas por Pyongyang desde 2008.

Rusia por su parte, advirtió contra "acciones unilaterales" que pueden "hacer perder el control de la situación" en Corea del Norte. "Podemos perder el control de la situación, está entrando en la espiral de un círculo vicioso", declaró el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, en rueda de prensa.

Corea del Norte llevó a cabo el 12 de febrero su tercer ensayo nuclear, por lo que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó endurecer las sanciones contra el hermético país comunista. Desde entonces, el régimen ha emitido serias amenazas contra EE. UU. y Corea del Sur.

El gigante asiático ha aprobado las sanciones impuestas por la ONU contra Pyongyang, aunque mantiene el envío de alimentos y la cooperación energética con Corea del Norte.

China suministra la mitad de la comida y la energía que utiliza Corea del Norte, más de 400.000 toneladas anuales de alimentos y 500.000 toneladas de petróleo.

Agencias