SiriaLas fuerzas rusas y estadounidenses pueden entrar en un enfrentamiento directo en el territorio sirio, considera el analista Haik Borisov.

“Si la situación en Siria se desarrolla según el peor escenario, las fuerzas de EEUU, por una parte, y las de Rusia, por otra, pueden entrar en un enfrentamiento directo”, dijo Borisov a RIA Novosti.

Para el politólogo, los recientes ejercicios militares de tropas rusas y estadounidenses son una señal de que esta confrontación puede producirse en el futuro próximo.

Además, se intensificaron las maniobras en la base militar rusa más próxima a Siria, ubicada en Armenia.

Borisov recordó que después del fin de la II Guerra Mundial, Rusia y EEUU -  aliados en la coalición antihitleriana - más de una vez participaron en conflictos armados, apoyando a bandos contrarios.

“Durante la Guerra Fría, los rusos y los estadounidenses en más de una ocasión se vieron las caras en campos de batalla”, recordó el experto en alusión a la presencia de especialistas rusos y norteamericanos los conflictos armados en Vietnam, la península Coreana, Angola, Afganistán y otros.

Por eso, el nuevo enfrentamiento entre las fuerzas militares de los dos países en Siria “no sería un hecho sin precedentes”.

Al mismo tiempo, todavía hay una posibilidad para impedir ese escenario. “La única manera de evitarlo es el inicio del diálogo interno en Siria entre el régimen de Bashar Asad y la oposición”, opinó.

No obstante, según Borisov, “apenas hay esperanzas de que esto ocurra”.

RIA Novosti