Imagen de archivo.Rusia eliminará el escudo y el número de matrícula de sus submarinos en servicio operacional o que estén ensayando armas, informó un alto mando de la Armada rusa citado hoy por el diario Izvestia.

“El objetivo clave de un submarino en servicio operacional es permanecer oculto al adversario. Las matrículas y los escudos, visibles a toda hora, son elementos identificadores”, explicó la fuente.

La omisión de estos elementos – algo que se practicó en la época de la URSS y se sigue practicando en EEUU – fue aprobada en marzo pasado.

Rusia dispone actualmente de unos 70 submarinos. Todos tienen el escudo nacional pintado sobre un trasfondo rojo, así como el correspondiente número de matrícula: tres dígitos blancos que deben variar cada dos años. A cada submarino se le asigna también el llamado número táctico, por ejemplo, K-18 o K-114, que se engrava en una placa de cobre colocada en el puesto de mando principal.

Al margen de los elementos visibles, son las peculiaridades acústicas como el funcionamiento de las turbinas  o los campos magnéticos lo que permite identificar un submarino, aunque esta tarea implica tiempo.

RIA Novosti