El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia denunció hoy los intentos de la responsable de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, de cuestionar la transparencia de las próximas elecciones presidenciales en el país.

"Moscú no puede pasar por alto las declaraciones de la representante de la Unión Europea que puso en duda la transparencia de las próximas elecciones presidenciales en Rusia", manifestó el portavoz de la diplomacia rusa, Alexandr Lukashévich.

Ashton comentó ayer que las autoridades rusas deben reconsiderar su decisión y registrar como candidato para las próximas elecciones presidenciales al opositor Grigori Yavlinski, líder del partido Liberal "Yábloko".

La Comisión Electoral Central de Rusia invalidó más del 25% de las firmas reunidas en apoyo a Yavlinski por considerar que presentaban irregularidades (se admite no más del 5%). De esta manera, el opositor fue apartado de la carrera por la presidencia rusa.

"La Sra. Ashton se pasó de la raya en sus declaraciones y consideró que tiene derecho de entrometerse en asuntos internos de un Estado soberano y enseñar a sus dirigentes cómo deben actuar", apuntó Lukashévich.

Según el portavoz de la cancillería rusa, "estas y algunas otras valoraciones de Ashton revisten un carácter tendencioso y contradicen el espíritu de las relaciones de asociación establecidas entre Rusia y la Unión Europea".

El diplomático recordó que Rusia ha invitado a un numeroso grupo de observadores de la OSCE y de otros organismos internacionales para presenciar las elecciones del presidente ruso que se celebrarán el 4 de marzo de 2012.

RIA Novosti