La Fuerza Aérea de Rusia recibirá más de 60 unidades modernizadas del caza interceptor MiG-31 en los próximos ocho años, comunicó hoy el coronel Vladímir Drik, portavoz de esa institución.

“Para 2020, planeamos modernizar más de 60 cazas interceptores MiG-31 hasta la modificación BM”, declaró el militar. 

El Ministerio ruso de Defensa y la corporación unificada de construcciones aeronáuticas OAK firmaron el contrato correspondiente en 2011.

Los nuevos equipos a bordo del modelo modernizado MiG-31BM garantizan una interacción eficaz con sistemas de misiles antiaéreos. Además, el avión puede servir de punto de mando aéreo para coordinar la actuación de otros cazas, dotados de radares menos potentes.

Un nuevo sistema de control de armamento permitió elevar a 320 Km el radio de detección de blancos, y a 280 Km, el radio de destrucción. El MiG-31BM es capaz de realizar el seguimiento simultáneo de hasta 10 blancos aéreos, seis de los cuales pueden ser atacados a un mismo tiempo. Su función es destruir aviones y misiles de crucero en zonas fronterizas o en el interior del país.

RIA Novosti