Las pérdidas que sufrirá Rusia en caso de copiar China el caza Su-35 podrán superar las ventajas del contrato por el que China recibirá 48 aparatos de ese modelo, declaró hoy Ígor Korótchenko, director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas.

Korótchenko comentó de esta manera un artículo que publicó hoy el diario "Kommersant" sobre el contrato de compraventa de 48 cazas polivalentes Su-35 que están a punto de firmar Rusia y China y que asciende a US$4.000 millones.

"Se necesitan garantías adicionales a parte de los compromisos comunes. Se debe a que Rusia podrá sufrir pérdidas muy superiores al importe de ese contrato si China copia el avión y resuelve el problema de su atraso en la construcción de motores", señaló.

Dijo que si incluso China otorga las respectivas garantías jurídicas sobre propiedad intelectual no se podrá estar absolutamente seguro de que las cumplirá, por lo cual se necesitan unas garantías adicionales.

"China ya compite con Rusia en los mercados de armamento de Asia, África y América Latina ofreciendo material bélico a un precio inferior al de los análogos rusos pirateados", apuntó el experto.

Agregó que Rusia se enfrentará ya muy pronto a una fuerte competencia por parte de China en los mercados de los países de Asia, África y América Latina que no pueden permitirse comprar armamento de fabricación occidental.

RIA Novosti