Joachim Gauckwww.fuerzasmilitares.org (07FEB2014).- El presidente de Alemania, Joachim Gauck, dijo que su país debe asumir más responsabilidades en temas mundiales y que la culpa histórica no debe ser un motivo para tener una política exterior restringida.

Durante la inauguración de la Conferencia sobre Seguridad de Munich, el presidente dijo que Alemania debe estar lista para hacer más para garantizar la seguridad global, a pesar de los debates internos en el sentido de que más responsabilidades significan más problemas.

El presidente señaló que Alemania no puede esperar estar exenta de los conflictos del mundo y que las consecuencias de la inacción pueden ser tan serias como las consecuencias de la acción si no es que peores.

"Alemania debe hacer una aportación más sustancial y debe hacerla más pronto y de manera más decidida si desea ser un buen socio", dijo Gauck.

"Hay personas en Alemania que utilizan la culpa del pasado como escudo para la pereza o para el deseo de alejarse del mundo", dijo.

El presidente dijo que Alemania no debe negarse a ofrecer ayuda "cuando se violan los derechos humanos en el genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza étnica o los crímenes contra la humanidad".

Sin embargo, los medios militares pueden usarse sólo como último recurso y después de una consideración y una evaluación cuidadosas de las consecuencias y con la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, dijo el presidente.

"Alemania nunca apoyaría una solución puramente militar", dijo Gauck.

Cerca de 500 participantes, incluyendo a cerca de 20 jefes de Estado y de gobierno y más de 50 ministros de Relaciones Exteriores y Defensa, participaron en la Cumbre sobre Seguridad de Munich que concluyó el domingo.

La Conferencia sobre Seguridad de Munich se concentró en las relaciones trasatlánticas a la sombra del escándalo de espionaje de Estados Unidos dado a conocer por Edward Snowden, la crisis siria, el programa nuclear de Irán, los conflictos en Ucrania, el proceso de paz de Medio Oriente, la estabilidad regional de Asia y temas de seguridad no convencionales como la seguridad cibernética y la revolución energética.

Xinhua