Silo ruso de misiles balísticoswww.fuerzasmilitares.org (15FEB2014).- EEUU busca desesperadamente un pretexto para impedir el desarrollo de armas modernas en Rusia, escribe Nezavisimaya Gazeta en referencia al nuevo sistema de misiles RS-26 cuyas pruebas, según la prensa estadounidense, podrían suponer una violación del Tratado de eliminación de misiles nucleares de mediano y corto alcance (INF).

Oficialmente, la Administración de Obama rehúsa de momento hablar de una violación del acuerdo que Washington y Moscú firmaron en 1987, pero la subsecretaria de Estado de EEUU, Rose Gotemoeller, se mostró preocupada en más de una ocasión por las características del nuevo sistema y algunos miembros del Congreso estadounidense exigieron que la Casa Blanca dé una respuesta más firme al Kremlin.

Durante el gobierno de George W. Bush, Rusia propuso a EEUU enterrar el Tratado INF ante la supuesta amenaza de un ataque con misiles de mediano alcance desde países limítrofes, pero los estadounidenses se negaron alegando que la OTAN ve en el acuerdo una piedra angular del control de armamentos.

Rusia mantuvo en vigor el tratado pero, según expertos estadounidenses, siguió desarrollando el potencial nuclear para compensarse la debilidad de las fuerzas convencionales. Algunos expertos consideran que la función del sistema RS-26 es tapar la brecha resultante del Tratado INF que prohíbe misiles con alcance de entre 500 y 5.500 km.

Hasta la fecha, Rusia no desveló las características técnicas del sistema RS-26, conocido también por el nombre Rubezh, pero un alto cargo del Estado Mayor General dijo a mediados de 2013 que es un sistema de misiles balísticos intercontinentales, con mayor grado de precisión que los modelos actuales.

El viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin calificó el sistema Rubezh como “asesino de antimisiles” sobreentendiendo que ningún sistema conocido puede interceptar sus ojivas. Una vez separadas del vehículo, siguen una trayectoria imprevisible que el ordenador de a bordo cambia constantemente mediante una tabla de números aleatorios.

Según las conjeturas, el RS-26 Rubezh tiene un alcance de 2.000 a 6.000 km, lo que se superpone a algunas restricciones impuestas por el acuerdo de 1987.

RIA Novosti